martes, 31 de marzo de 2009

La miel


La Miel
Hasta fechas muy recientes, los mieleros de la Alcarria venían a Madrid con sus cántaros y botes de miel e iban casa por casa vendiendo el preciado néctar. Hoy día hemos perdido el gusto por la buena miel y compramos en el supermercado esas mieles industriales que, pese a los bonitos dibujos de sus etiquetas, son mieles mezcladas, de baja calidad y procedentes de lejanos países. Mientras tanto, nuestros campos se van quedando sin apicultores. Tal vez deberíamos reconsiderar nuestros hábitos y volver a la miel autóctona, que aunque cuesta un poco más es cien veces mejor. Las ventajas serían muchas: Tomaríamos una miel con todas sus propiedades salutíferas y antibióticas. Podríamos saborear la mejor miel del mundo, la de la Alcarria, con esas notas a tomillo y espliego tan deliciosas. Contribuiríamos a que nuestros campos no se despoblaran de agricultores. No participaríamos en un comercio injusto, el de la miel barata de los supermercados, donde los intermediarios ganan mucho y los apicultores de los remotos países de origen reciben salarios de miseria...Bueno, ¿qué más quieres que te diga? ¡Que tu vida sea dulce y sana, como la miel!
Foto: anónima.

domingo, 29 de marzo de 2009

Abstracto


El operario que fue rellenando grietas con asfalto en esta carretera de la Casa de Campo creó inconscientemente un enorme cuadro abstracto de varios kilómetros de longitud.
Carretera de la Ciudad Universitaria
foto: C. Osorio.

Ensalada madrileña


La ensalada a la madrileña, también llamada ensalada San Isidro, se popularizó en las verbenas primaverales, cuando la gente comía al aire libre y nunca faltaban las buenas lechugas y cebollas tiernas de temporada.

250 grs. De atún o bonito en escabeche.
2 lechugas
2 huevos
1 cebolla o dos cebolletas
75 grs. De aceitunas manzanilla
Aceite de oliva, vinagre y sal


Preparación:
Cocer los huevos 15 minutos.
Lavar bien la lechuga bajo el chorro de agua y dejarlas en agua con dos gotas de lejía unos minutos. Aclarar bien, escurrir y secar.
Cortar la cebollas en tiras de media luna, poner la lechuga troceada, el bonito desmenuzado, las aceitunas y los huevos cortados en rodajas. Sazonar. Batir el aceite con el vinagre y aliñar.


Foto: anónima.

sábado, 28 de marzo de 2009

La luz y la hora

Hoy sábado tenemos que apagar la luz y cambiar la hora. Bueno, creo que es así. Igual hay que cambiar la luz y apagar la hora. Nunca me entero. Siempre atraso una hora cuando hay que adelantar y viceversa. En fin, vamos por partes (como dijo Jack el destripador). Hoy sábado hay que apagar la luz de 20,30 a 21,30 horas. Es una propuesta del WWF para protestar por el despilfarro energético. Me parece bien. Es una buena ocasión para hacer una fiesta con velas. De paso protestaré contra las compañías eléctricas, que acaban de subir la luz el doble de lo que anunciaban. Y por la noche, a las dos serán las tres. Eso creo. Que luego me pienso que la gente madruga mucho y no madrugan, es que yo me he quedado en la cama una hora más. Eso del cambio de hora es una gilipollez. Una manía de los que mandan, que también quieren controlar el tiempo que pasa, como si fueran dioses, cuando la hora no es más que una ilusión, una mera convención. Esta medida sí que es absurda. El único tiempo que cuenta en la vida es el que dedicamos a amar.

Foto: El reloj de la Torre de Manchester desde dentro. Anónima.

viernes, 27 de marzo de 2009

Parque de la Cornisa, parque.


DOMINGO 29 MARZO. MANIFESTACIÓN EN DEFENSA DEL PARQUE DE LA CORNISA YJARDINES DE LAS VISTILLAS. El Ayuntamiento de Madrid ha autorizado laconstrucción de un complejo urbanístico para el Arzobispado de Madrid en terrenos que hoy son zonas verdes. A las12:00 h desde el parque de lasVistillas hasta la Almudena.Más información: http://www.parquedelacornisa.org/
Foto: El País

miércoles, 25 de marzo de 2009

Mariano José de Larra, 200 años.

Nuestro buen Larra cumple doscientos años. Buen momento para releer su tronchante artículo: "El castellano viejo":

Puedes leerlo en este enlace:

http://www.irox.de/larra/articulo/art_cast.html



domingo, 22 de marzo de 2009

Feliz primavera!


"Caminando por Madrid" te desea una feliz primavera.
En la imagen, uno de los siete cerezos de flor que hay en la parte alta de la calle Conde Duque. Llegó a haber más de una docena, pero varios se secaron y fueron sustituídos por aligustres. Es una oportunidad de ver los cerezos en flor sin necesidad de volar a Japón, o de atascarse en la caravana de coches que visita el valle del Jerte.
Foto: C. Osorio

Corrala en la calle de La Palma





En la calle de la Palma, entre Norte y San Dimas, existe una pequeña y agraciada corrala, vivo testimonio de un Madrid "pueblo" que aún subsiste dentro de la gran ciudad.

Fotos: C. Osorio.

¿Proteger los comercios protegidos?

¿Proteger los comercios protegidos?

En los años 80 se decidió proteger el patrimonio cultural de Madrid ante el peligro de desaparición. Varios cientos de comercios (ultramarinos, droguerías, librerías, farmacias, tiendas de lonas y tejidos, alpargaterías, etc.) que formaban parte insustituible de nuestro paisaje urbano, comercios útiles y además bellos, fueron declarados "Establecimientos tradicionales madrileños". En los últimos 25 años han desaparecido dos de cada tres comercios históricos. Recientemente el Ayuntamiento ha creado una norma de protección para estos comercios. Uno se pregunta ¿Por qué proteger lo que ya estaba protegido? Cuando ves la nueva lista de comercios protegidos te das cuenta de que faltan un montón. Así evitan tener que dar explicaciones por todos los comercios históricos que han sido destruídos ante la pasividad del
consistorio. Se trata de quitarse un muerto de encima.
También han seleccionado a una treintena de comercios centenarios para entregarles una placa y un diploma. Es un gesto tan bonito como hipócrita, porque no se les está apoyando en nada; es más, en realidad los poderes locales están favoreciendo su desaparición, ya que solamente apoyan a las grandes superficies y a las multinacionales.

En la foto: la librería centenaria La Cervantina, hasta hace muy poco en la calle del Pez.

Foto: C. Osorio

Droguería Orúe


Ya no podré ir más a la droguería de Martínez Orúe a por materiales para mis cuadros y mis pinturas. Ahora es una tienda de souvenirs para turistas.
Era la segunda mejor droguería del centro de Madrid, junto con Riesgo. Es una gran pérdida para quienes buscan productos especializados. Otro comercio útil que se convierte en comercio de capricho y nadería. Es el triste destino de los comercios tradicionales, abandonados a su suerte por las administraciones.
Este comercio gozaba de la máxima protección, por lo que han tenido que conservar la portada. Sin embargo, los cajones en los que se podía leer: "estoraque, benjuí, esperma de ballena, licopodio,greda, alcanfor...", que también entran en la protección, han sido retirados.
Foto: C. Osorio.




lunes, 16 de marzo de 2009

El corazón del laberinto

El corazón del laberinto

Toda ciudad es un laberinto. Cuando entramos, debemos ir dejando un hilo de memoria por sus calles para reconocer nuestras propias huellas. En la ciudad vivirás tus propias experiencias, aumentarán tus conocimientos, desarrollarás tu propia obra y nacerán tus más profundos sentimientos, porque el verdadero objetivo no es hallar la salida del laberinto, sino aprender a vivir en él.
Algunas rutas no llevan a parte alguna, otras cansan de tanto recorrerlas, pero conocerás lugares y personas que te llenarán de vida.
Hay falsos guías que ofrecen la ruta más rápida para salir del laberinto.
Si los sigues, te llevarán al territorio de la nada.
Hay quienes creen que la solución del laberinto es una excavadora y lo llenan todo de túneles para escapar, pero algunos sabemos que esas salidas no llevan a ninguna parte.

Un día, cansados de caminar, recalamos en una vieja taberna y hacemos una pausa.
Un rayo de luz se filtra por el esmerilado cristal grabado al ácido y convierte en oro líquido la copa que tenemos enfrente. Sobre la redonda mesa de mármol blanco, sobre esa pequeña luna que recibe al sol, se funden el planeta del día y el satélite de la noche y se produce la alquimia.
Uno se siente más sabio y reconfortado. Aprendes que lo importante es la capacidad para resistir sin perder la ilusión, sin dejar de ofrecer palabras amables a todos los transeúntes del dédalo, tejiendo entre los nuevos conocidos redes de afectos que, aunque parezca paradógico, son redes que no atrapan, sino que nos van llevando poco a poco, tan despacio que apenas nos damos cuenta, hacia la única salida útil del laberinto, que es la nuestra propia, la que habremos construído en nuestro devenir.

Madrid es nuestro misterioso laberinto donde un espeso humo nos impide a veces reconocer lo bueno, lo bello y lo útil de nuestra ciudad.
En la vieja taberna, donde el tiempo se ha detenido, aprendemos la lección y nos paramos. Comprendemos que la ruta es una sabia combinación, bien medida, de avances y de pausas. Y es en esas pausas donde hallamos la fuerza para seguir, recuperamos el aliento de la palabra, el calor de lo compartido, el gusto por lo elaborado con esfuerzo y con cariño, porque son esas pausas y son esos lugares los que hacen habitable el laberinto.

Carlos Osorio

Del libro "Tabernas de Madrid/Taverns of Madrid" Ediciones La Librería.

domingo, 15 de marzo de 2009

sábado, 14 de marzo de 2009

De la ciudad al campo, caminando. Ruta nº 1


De la ciudad al campo caminando.
Del Paseo de Rosales al arroyo de Antequina.



Ruta de senderismo cuya filosofía es redescubrir la conexión entre el campo y la ciudad. Salimos andando por el asfalto y nos internamos en un reducto de naturaleza bastante bien conservado.

Durante siglos, la ciudad ha estado en estrecha conexión con el campo circundante. Hasta hace muy poco era posible entrar y salir de la urbe andando, a caballo, en carro o en bicicleta. Hoy, la especulación salvaje y la fiebre del asfalto han roto esa unión agro-urbanística. Las sucesivas autopistas de circunvalación actúan como verdaderas murallas entre la naturaleza y el núcleo de población. Sin embargo, aún es posible reconstruir pequeños puntos de conexión entre ambos espacios, establecer alguna ruta que nos permita conectar con la naturaleza circundante.
Hace años, caminando por Madrid, descubrí esta ruta que hoy te propongo.

-Ruta 1: De Rosales al Arroyo de Antequina.

-Descripción: Ruta circular de senderismo. Duración: cerca de 4 horas.

-Equpamiento: calzado deportivo, gorro, algo de comida, agua, móvil, mapa-callejero.

-Epoca: Invierno, primavera y otoño. En noviembre las hojas de los árboles se tiñen de amarillo.

Salimos del Paseo de Rosales esquina a Marqués de Urquijo, junto a la estatua del pintor Rosales y el Kiosko-terraza Magadán.
Descendemos junto a la calle Jacinto Alcántara, hasta la glorieta de la fuente. Cruzamos el Paseo de Camoens y caminamos junto a dicho paseo (en dirección noroeste, como si fuésemos hacia el puente de los franceses). Pasamos junto a una estatua de la virgen, luego junto a una pequeña cancha de baloncesto, luego descendemos un poco junto a unas instalaciones de parques y jardines. Ahora vemos la vía del tren y cruzamos por una pasarela de hierro. Descendemos por el lado derecho de la pasarela. Caminamos por el camino que sigue hacia la derecha y luego baja pasando junto a un edificio municipal blanco y naranja. Cruzamos ahora la Avenida de Valladolid por el paso de peatones que hay enfrente. Nos internamos en la calle Loeches, y giramos a la Derecha en la calle Aniceto Marinas. A unos cien pasos tenemos un puente que aprovechamos para cruzar el río Manzanares. A cien metros a la derecha encontramos una calle que sale a nuestra izquierda, en cuya esquina está un polideportivo llamado “José María Cagigal”. Al fondo de esta callecita vemos la pasarela blanca que atraviesa la M-30. La cruzamos y llegamos a la Casa de Campo.

Caminamos hacia la derecha por el llamado Paseo del Piñonero. Dejamos a nuestra izquierda un campo de fútbol. Dejamos a nuestra derecha una pequeña central eléctrica.
Encontramos la vía del tren a nuestra derecha y seguimos caminando. Durante un rato vamos a seguir la ruta con la vía a nuestra derecha. A la media hora de haber entrado en la Casa de Campo bajamos una cuesta y nos encontramos con el Arroyo de Antequina. A la derecha hay un enorme talud donde pasa la vía del tren. Sin cruzar el arroyo, seguimos por un camino que va pegado al arroyo por el margen izquierdo. Podemos parar un rato a contemplar la naturaleza. Es zona abundante en aves.

Seguimos el camino que ahora se convierte en pista de tierra y grava. A ratos, el camino se aleja un poco del arroyo, pero vuelve a encontrarse con él un poco más adelante. En 10 o 15 minutos llegamos al Puente de la Garrapata. Ahí hay una fuente. Cruzamos la carretera y seguimos el arroyo para ver una curiosa presa en miniatura que han hecho. Luego llegamos hasta la valla de la Casa de Campo, donde el arroyo se interna en el parque forestal de Somosaguas. Pero eso lo dejamos para otra ocasión. Ahora retrocedemos hasta el puente de la garrapata. Subimos por una suave pendiente la carretera llamada “de la ciudad universitaria” en dirección al cerro de Garabitas. La carretera está bordeada por dos hileras de magníficos pinos piñoneros. A los 15 o 20 minutos llegamos a un cruce de caminos y carreteras donde hay una fuente. Enfrente vemos un camino flanqueado por dos pivotes blancos y rojos, que conduce al cerro de Garabitas. Pasamos junto a la torre de vigilancia de incendios, y contemplamos un poco más adelante las excelente panorámica de Madrid. El cerro de Garabitas estuvo ocupado por nidos de ametralladoras del bando franquista durante la guerra civil, y todavía hace unos años solía venir por aquí un viejo que había participado en la contienda y le gustaba contar sus batallitas. Retrocedemos al cruce de carreteras y ahora tenemos dos opciones: Si cogemos la carretera de la derecha en dirección sur-oeste, llegaremos al teleférico y viajaremos volando hasta el Paseo de Rosales. Esta es una opción alternativa. Pero los andarines vamos a volver a pie. Cogemos la carretera de la izquierda, en dirección más o menos sur-este. Esta carretera se llama de Garabitas, y va pegada a la falda de dicho cerro. Da gusto caminar cuesta abajo. Cuando termina la carretera, ya cerca de la M-30, andamos cien metros hacia la izquierda y volvemos a cruzar la pasarela peatonal. Desde aquí hacemos el recorrido, en sentido inverso, hacia Rosales.

Fotos: C. Osorio
Visitas Guiadas por Madrid


viernes, 13 de marzo de 2009

Bodegas Casas


Dentro del erial asfáltico en que se ha convertido Atocha, existe un oásis estupendo donde refugiarse: se trata de Bodegas Casas, uno de mis bares preferidos. La fundó en 1923 el abuelo de Gregorio, que había sido pastor de ovejas. Conserva una espléndida colección de tinajas históricas. También existe aún la barra de hierro que separaba la zona de mujeres de la de los hombres, en unos tiempos machistas no tan lejanos. El padre de Gregorio encabezó en los 60 la reivindicación de los taberneros madrileños en pro del vermú de barril, cuando una famosa y muy anunciada marca de vermú embotellado trató de que el gobierno prohibiese el vermú de barril alegando falsos motivos de higiene. Yo lo tengo claro, donde esté el vermú de barril, que se quite el de botella, baby!.
En la bodega del buen Gregorio Casas puedes tomarte un vermucito con pepinillo relleno de anchoa. La carta de aperitivos es escasa, pero la bebida es de calidad. Esta joya hállase en la Avenida Ciudad de Barcelona nº 23. Dile a Gregorio que te la he recomendado yo (el autor del libro de tabernas) que le hará ilusión.
Fotos: C. Osorio.



Garaje paso

Por alguna extraña razón, alguien decidió que los garajes debían ser sitios siniestros y feos de cojones.
Aquí hay un ejemplo de lo contrario. Un garaje con un diseño sugerente, al estilo del buen diseño de los años 50, en la calle de Ponzano.


Foto: C. Osorio.

miércoles, 11 de marzo de 2009

Nuevo dispositivo de conocimiento


Hallado un Nuevo dispositivo de conocimiento bio-óptico organizado.
Presentamos el nuevo Dispositivo de Conocimiento Bio-Óptico-Organizado, de nombre comercial BOOK (LIBRO).
BOOK es una revolucionaria ruptura tecnológica: sin cables, sin circuitos eléctricos, sin baterías, sin necesidad de conexión. Fácil de usar, hasta un niño puede manejarlo. Compacto y portátil, puede usarse en cualquier lugar –incluso sentado en un sillón junto al fuego-, lo suficientemente potente como para guardar tanta información como un CD-ROM.
Así es como trabaja: BOOK está construido con hojas de papel (reciclable) numeradas secuencialmente, cada una de ellas capaz de almacenar miles de bits de información. Las páginas están unidas mediante un dispositivo de cosido llamado carpeta que mantiene las hojas en su orden correcto. La Tecnología de Papel Opaco permite a los fabricantes usar ambas partes de las hojas, duplicando la información y reduciendo costes. Los expertos se encuentran divididos sobre las posibilidades de incrementar la densidad de la información; por el momento, los BOOK con mayor información simplemente usan más páginas. Cada página es escaneada ópticamente, registrándose la información directamente en tu cerebro. Una sacudida del dedo te lleva a la siguiente página. BOOK puede ser utilizado en cualquier momento y usado sencillamente abriéndolo. BOOK nunca se cuelga ni necesita ser reiniciado, aunque como ocurre con otros dispositivos de visualización puede volverse inservible si se cae por la borda. La función “búsqueda” permite moverse instantáneamente a cualquier página, tanto hacia delante como hacia atrás. La mayoría incluyen una función de “índice”, que señala la localización exacta de cualquier información seleccionada para su inmediata recuperación. El accesorio opcional “BOOKmark” (marcador) permite abrir el BOOK en el punto exacto donde fue dejado en la sesión previa –incluso si el BOOK se ha cerrado. Los BOOKmarks se ajustan a estándares internacionales, de manera que un mismo BOOKmark puede ser usado en BOOKs de diversos fabricantes. A la inversa, diversos BOOKmarks pueden ser utilizados en un mismo BOOK si el usuario desea almacenar diversas búsquedas a la vez. Su número está limitado exclusivamente por el número de páginas del BOOK. También es posible hacer notas personales junto a las entradas de texto de BOOK mediante una herramienta de programación, la Aguja Plumín Portátil Borrable Enigmática Intercomunicación Lenguaje (PENCILS, lapiceros [una traducción más aquilatada será bienvenida]). Portátil, duradero y asequible, BOOK está siendo recibido como el precursor de una nueva ola de entretenimiento. De igual modo, el atractivo de BOOK es tan evidente que miles de creadores se han comprometido con la plataforma y los inversores, según se informa, están acudiendo en bandada.Estén atentos a una avalancha de nuevos títulos pronto.
Anónimo. Está simpática la "noticia" ¿Que no?

domingo, 8 de marzo de 2009

Que nada te quite el sueño

Está muy simpática esta campaña para respetar el descanso de los demás, patrocinada por una firma de colchones:
http://www.quenadatequiteelsueno.es/

Trueque en Parque Avenidas


el sábado 14 de marzo, a partir de las 11:30, se va a celebrar un mercado de trueque en el descampado del Parque de las Avenidas(Madrid).

¿Qué necesitas?

- Una manta para montar tu puesto con las cosas que quieres cambiar.
- Tráete algo de comida para poder compartirla con los demás.
- Y sobre todo, mucha ilusión y ganas de pasarlo bien.

¿Qué va a haber ese día?
- Cosas para intercambiar( peluches, libros, plantas y cualquier cosa que quieras y traigas)
-Actuaciones(obra de teatro, baile, malabares...)
-Comida popular. Con la comida que hayamos traído, degustaremos los más diversos platos.
- Taller de reciclaje para niños.

Esperamos veros el sábado. Un abrazo. Salud y alegría.

Convoca: La charca de la rana.
http://www.lacharcadelarana.org/

sábado, 7 de marzo de 2009

Cuadros de mi exposición

Gran Vía de noche (73x54)
Taller de zapatería (65x54)

Un suave aroma oriental (65x54)


El mar entrando en las naves (100x49)



El gusto (100x73)




De la noche al día (55x46)





miércoles, 4 de marzo de 2009

expo-osorio


Por si vives en la zona de Guadalajara, te informo de que tengo allí una exposición de mis cuadros.
Exposición de Carlos Osorio
del 6 de marzo al 4 de abril
HORARIO: De lunes a viernes de 18 a 20,30 h. Los Sábados de 11,30 a 13, 30 h. Domingo cerrado.
Calería de arte Liceo
C/ Dr. Benito Hernando, 12 y 14
(Cerca de la Plaza Mayor)
19001 GUADALAJARA

El jardín


"Por precio, cantidad y calidad, el jardín y nadie más" Así reza este chascarrillo con que se anuncia "El jardín" un restaurante de los años 60, limpio, aseado y con una cocina casera tradicional donde se puede tomar un menú por 10 euros. Si estás caminando por el centro y no te apetecen los sitios de comida rápida al uso, en la calle Calderón de la Barca, 8, cerca de la Plaza de la Villa, tienes un sitio majo. Al salir puedes contemplar la antigua iglesia de San Nicolás y luego darte un paseito por la Plaza de Oriente.
Antes había muchos restaurantes de comida casera, pero hoy se van perdiendo porque somos un tanto snobs y porque los buitres de las franquicias de comida-basura-rápida (burguer, pizza, wok) se van apoderando de todo. Es una pena que desaparezcan los sitios de cocina madrileña y española, una cocina con muchos siglos de historia, buen representante de la saludable dieta mediterránea y los sustituyamos por sitios de chichi-nabi que ofrecen apariencia y nada de sustancia.

domingo, 1 de marzo de 2009

La Dehesa de la Villa









La Dehesa de la Villa

La “Désalaviya”, como la llaman los viejos castizos de Tetuán, es uno de los espacios verdes más interesantes de Madrid, porque conserva su carácter de pinar sin urbanizar.
Es una pena que hayan desaparecido la mayoría de los merenderos, donde se estaba en la gloria en las noches de verano. Pero la “désa” tiene todavía el encanto de ver a los jubilados paseando, tomando el sol en camiseta, regando los pequeños pinos, mezclándose con la juventud deportista que hace footing en el parque.
Hay abundancia de aves y alguna ardilla. Espléndidas vistas de la sierra.
Algo de Historia: Antiguamente era conocida como la Dehesa de Amaniel, en honor a su dueño, Lope de Amaniel, ballestero de Enrique II. El calificativo "de la Villa" se debe a la condición de "Villa y Corte" que ostenta la ciudad de Madrid.
En 1152, el rey Alfonso VI donó a la Villa de Madrid los terrenos en los que se ubica el actual parque, que fueron utilizados para el pastoreo, perdiendo gran parte de sus encinas originales. Se sabe que en 1457 los llamados Altos de Amaniel ocupaban 2.529 fanegas y que desde 1485 abastecía de carne a la villa. Con el tiempo la Dehesa fue perdiendo extensión, ya que los sucesivos alcaldes edificaron en éstos terrenos. Creo que en tiempos llegaba casi hasta el río Manzanares.
Desde 1901, el estado la entregó al ayuntamiento para esparcimiento público. En 1929 se levantó la Ciudad Universitaria, que ocupó 320 hectáreas. de la Dehesa Durante la Guerra Civil se convirtió en una línea de defensa de la ciudad y en sus terrenos se desarrollaron fuertes combates.
Tras la guerra se construyeron en el recinto edificaciones como el Instituto Virgen de la Paloma, el CIEMAT y el hospital Reina Fabiola.
Metro más próximo: Francos Rodríguez.
Mejor época de visita: todo el año, especialmente en los inicios de febrero cuando florecen los almendros.
Más información
Fotos: C. Osorio





Con Garzón


Tiene sus defectos.No es nada humilde. Le gusta salir en las fotos. Pero es honesto y ama la justicia. Mi padre me enseñó que siempre había que respetar la ley. Garzón ha reafirmado mi creencia en la Justicia. Su lucha infatigable contra la corrupción, venga de donde venga, le ha llevado a hacer peligrar su salud. Ahora más que nunca, estoy con él.