domingo, 29 de junio de 2014

La vida en Malasaña. Historias de Convivencia Vecinal. 1.




"Historias de Convivencia Vecinal" es un interesante libro editado por el Ayuntamiento en el que varios vecinos que acuden a los Centros de Mayores cuentan sus vivencias en un barrio tan popular como el de Malasaña.
De ellos entresacamos el relato de Encarnación Rubio que constituye una llamada a la solidaridad vecinal.


Relato de Encarnación Rubio Alonso.

Ayer estuve merendando, como tantas otras veces con mi amiga Carmen, charlamos de
distintas cosas, pero sin saber cómo acabamos recordando viejos tiempos.
Nuestra amistad dura desde la infancia. Vivíamos en la misma calle, en el centro de Madrid.
Íbamos al mismo colegio y por supuesto nuestras familias se conocían. Nuestro barrio sigue
siendo el mismo, pero ¡cómo ha cambiado todo!, no sabemos si mejor o peor, pero las cosas
son muy distintas.
La casa de Carmen estaba en los números impares y la mía en los pares, pero nuestros
balcones estaban de frente y a la misma altura. Generalmente, íbamos a jugar una a casa de la
otra, pero cuando, por distintas causas, no podíamos charlábamos desde los balcones.
En los portales se reunían las vecinas, cuando hacía buen tiempo. Sacaban sus sillitas bajas
y se sentaban unas al lado de otras, hablaban de todo y de “todos”, mientras repasaban la ropa
de la casa. Las más jóvenes hacían bonitas labores de bolillos o bordaban juegos de cama y
mantelerías preparándose el ajuar, y las mayores ponían piezas a sábanas, cambiaban los
cuellos y puños de las camisas de sus maridos e hijos, echaban cuchillos a los pantalones rotos
o zurcían calcetines, usando huevos de madera muy curiosos.
Como la circulación era escasa, los niños jugaban a Pídola (consistía en saltar unos sobre
otros) o al rescate mientras las niñas saltaban a la comba (si venía algún coche corrían a las
aceras y bajaban la cuerda hasta el suelo para que el auto pasara sobre ella), o hacían un dibujo
con números y cuadros en la calzada, para saltar sobre ellos arrastrando una piedra lis.
El ambiente solía ser muy cordial, aunque de vez en cuando surgían discusiones,
generalmente por los chicos y parecía que todo se enrarecía un poco, pero pasaba pronto y
después del enfado, se volvía a la normalidad.
En los portales, que generalmente eran frescos, se tenía un botijo con agua y un poquito de
anís, del que bebían todos cuando tenían sed.

Nosotras, para nuestra desgracia, éramos hijas únicas y no nos dejaban bajar a la calle por si
nos pasaba algo. Así que, con mucha envidia nos contentábamos con ver todo desde el balcón y
para consolarnos jugábamos a Veo-veo, a la adivinanzas o a cualquier otra cosa que pudiéramos
hacer a distancia.
También rememoramos, cuando en verano solía venir por las calles un organillero, que vestido
de castizo, tocaba chotis y pasodobles y bajaban las vecinas a los portales a bailar una con otras
alguna comida se “agarraba” ese día.
En la fiesta del 2 de Mayo, además de celebrar misa en la plaza del mismo nombre y ver
un pequeño desfile de militares vestidos de época (1808), por la noche había baile y fuegos
artificiales. Los patios de las casas se engalanaban y “a escote”, entre los vecinos se pagaba
para hacer la limonada e invitar a todos.
Las niñas en sillitas pequeñas colocaban altares con flores, estampadas y adornos y se premiaba
a la que tuviera el más bonito, celebrando así “La Cruz de Mayo”.
En navidades la convivencia y solidaridad eran especiales.

Pero lo más impresionante de todo, era como se volcaban unos vecinos con otros, si había un
enfermo allí estaba cada cual a prestar su ayuda, ir a buscar al médico, una farmacia de guardia,
poner una cataplasma o una lavativa.

 En caso de muertes se cerraba la puerta del portal donde
vivía el fallecido, para que todos los vecinos supieran lo que había sucedido y pasaran a presentar
sus condolencias. Siempre había alguna mujer que preparaba un cocido para que la familia, por
lo menos, pudiera tomar un caldo calentito. Para pasar la noche de duelo preparaba café que se
repartía, de vez en cuando, entre los presentes y si en la casa del difunto había niños, siempre
alguna vecina se hacía cargo de ellos y los llevaba a su casa hasta que pasara el entierro

Como en aquella época el dinero no sobraba, las vecinas se ayudaban y se prestaban unas a
otras, así cuando cobraba el marino de alguna y otra lo estaba pasando mal la primera le hacía
un préstamo, hasta que al marido de la segunda le pagaran el jornal y se lo pudiera devolver.
Igualmente, se prestaban alimentos. Muchas veces cuando la situación era muy mala se hacían
cargo de los niños de esa familia, entre otros, par atenderles y darles de comer.
Esto no quiere decir que cualquier tiempo pasado fuera mejor, sólo era diferente, con sus
claros y sus sombras, igual que ahora, pero desde la distancia de los años, se idealiza todo y
gracias a Dios, sólo se recuerda lo bueno.
Por último algo que siempre oí decir a mi madre: "el mejor familiar es el vecino más cercano"


sábado, 28 de junio de 2014

La foto de la semana: Cúpulas de Madrid



Nacho Gil, de "Callejeando por Madrid" realizó esta sorprendente imagen en la que vemos dos magníficas cúpulas iluminadas: la de San Andrés, a la izquierda, y la de San Francisco el Grande, a la derecha;
y en lo alto, la cúpula del cielo decorada por barrocos nubarrones.

viernes, 27 de junio de 2014

El Retiro desde el aire





La visión de El Retiro siempre resulta refrescante, y muy atractiva desde lo alto, tal y como muestran las dos postales superiores, ambas de los años 60,  de la editorial Alarde.


                  Más recientes son las otras imágenes, como esta de Javier Merino (El Mundo)


O esta de la agencia EFE.
Ambas nos muestran desde un ángulo inusual uno de los rincones más deliciosos de Madrid.





jueves, 26 de junio de 2014

Postales áereas del centro de Madrid



La Plaza Mayor, con tráfico rodado y fuentecillas, a comienzos del siglo XX.


Postal de El Escudo de Oro, años 60.


Postal de Ed. Pueyo. Años 60.



El barrio de Palacio en torno a los años 60.


El Palacio Real y la catedral (a medio construir y sin el feo añadido del Museo de Colecciones Reales)


El Palacio, la Plaza de Oriente y la Plaza de España en los años 60.


Jardines del Templo de Debod y Plaza de España en 1970.


La plaza de Cibeles en 1966.






miércoles, 25 de junio de 2014

Madrid desde el aire en 1854



¿Cómo diablos se podía hacer un dibujo de Madrid en 1854 desde una gran altura, si entonces no había aviones, ni altas torres?

Respuesta: en un globo aerostático.

El arquitecto y viajero francés Alfred Guesdon (Nantes, 1808-1876) realizó una serie de once vistas aéreas de ciudades españolas para la revista parisina "L'Illustration, Journal Universel"
 Alfred Guesdon se subió a un globo, acompañado seguramente por el fotógrafo Charles Clifford, y dibujó las litografías ayudándose con los calotipos de Clifford.
En la imagen vemos en primer lugar la primitiva plaza de toros de la Puerta de Alcalá, al lado de dicha puerta. A la izquierda, el sitio del Buen Retiro, que entonces llegaba hasta el Paseo del Prado, y a la derecha el Pósito, o almacén de trigo, y la fábrica de coches del Paseo de Recoletos, con su chimenea humeante.






Trivialillo, resultados


Estas son las respuestas al concurso El Trivialillo de ayer martes:

1. Puerta de Alcalá, en la plaza de la Independencia.
2. Plaza de Toros de Las Ventas
3. Rosaleda del Parque del Retiro.

Ha resultado ganador: Pedro Ortego.
Y estos han sido los acertantes:

Pedro Ortego
Enrique Linés
Ana Pérez
Soledad Madroñal
Enrique Mohedano
Tatiana Fedotova
Miguel Ángel Soria
Beatriz Cristóbal
Joaquín Rubio
María Elena Cacho
Ramón Rubio
Manu Bieros
Javier Marjalizo
Francisco Reyes
Manuel Grande
José Manuel Mediavilla
Luis David Zapata

El Concurso del Trivialillo Madrileño se cierra temporalmente, aunque, seguramente habrá algún acertijo o adivinanza (ya sin libro de premio) con la misión de refrescar la memoria madrileña y de paso refrescar el largo y cálido verano, un verano que esperamos sea del agrado del respetable público.


martes, 24 de junio de 2014

Trivialillo Madrileño.

¡Esta es la última edición de esta temporada del concurso que ha venido descubriendo a los grandes conocedores de Madrid!
Ya sabes: puedes ganar un estupendo libro.
Envía  la respuesta a estas tres preguntas al correo:
osorio1958@gmail.com
*****
¡Hoy vamos a reconocer Madrid a vista de pájaro!

1ª pregunta: ¿Qúe lugar es este?

.....................

2ª pregunta: ¿Qué lugar es este?

..........................

3ª pregunta: ¿Qué lugar es este?


******

Envía tus respuestas al correo:

******
Puedes ganar este estupendo libro:
"Lavapiés y El Rastro" de Carlos Osorio.
  cedido por Ediciones La Librería


Ediciones La Librería, con más de 1000 libros sobre Madrid, en la calle Mayor nº 80.


lunes, 23 de junio de 2014

"El libro perfecto"


No lo digo yo, ni nadie que yo conozca, lo dice la revista TELVA de este mes:


Volando por Madrid



Hoy me he levantado con tanta energía que en vez de salir por la puerta he salido por la ventana, y me he puesto a planear por el cielo madrileño.
Madrid desde arriba es de color terroso, la abundancia de ladrillo le da un tono roijizo muy característico.
Arriba, a la izquierda, llama la atención esa gran mancha gris verdosa, que es nuestro magnífico parque natural: La Casa de Campo.
Por debajo de la Casa de Campo, la línea de Madrid-Río y luego la M-30-Oeste, que llega por arriba hasta el Hipódromo, en la mitad de la parte superior, formando un óvalo muy marcado, casi como si alguien lo hubiese dibujado con tiza. Por abajo, esta línea nos acerca a la silueta metálica del Vicente Calderón.
Llegando casi casi al centro de la imagen, se ve el eje de la Castellana.
A la izquierda, el parque del Retiro, y más o menos en el centro el estadio Bernabéu.
Luego, bajando la vista un poco más, está esa gran diagonal formada por la autopista M-30-Oeste, y su prolongación en la estación ferroviaria de Chamartín.
Más o menos en la MItad de este tramo de la M-30 se ve un punto blanco con un agujerito en medio: la plaza de toros de Las Ventas.
Abajo, en la esquina de la derecha, la M-40 y el perímetro circular del parque Juan Carlos I.
He remontado el vuelo, porque ya se sabe:
¡De Madrid, al cielo!...
¡Buen día, madrileños!
¡Y buena noche de San Juan!


P.S. He elegido esta foto  porque refleja muy bien el paisaje de la llamada almendra central ( una almendra o un pez, cuyo ojo sería el parque del Retiro).  La he sacado de aquí



viernes, 20 de junio de 2014

Consejos para ahorrar energía




Guía para ahorrar energía

(Fuente principal: Ecologistas en Acción)

El primer paso en ahorrar energía en el hogar es la compra y el uso de electrodomésticos eficientes. Existen 7 clases de de eficiencia, identificadas por un código de letras y colores que van desde la letra A con color verde, por un consumo eficiente, hasta la letra G con color rojo para aparatos pródigos. La diferencia entre un equipo verde A y un rojo G puede llegar hasta tres veces la energía gastada.

Agua

El agua es quizás el recurso sobre el que más podemos incidir con nuestros comportamientos individuales.

• Evitar que los grifos goteen puede suponer un ahorro de hasta 200 litros de agua a la semana.
• El agua de lavar las verduras puede servir para regar las plantas y la de la ducha para fregar el suelo.
• No dejes los grifos abiertos sin necesidad cuando te laves los dientes o friegues la loza.
• La ducha consume cuatro veces menos agua y energía que el baño.
• En los grifos se pueden colocar reductores de caudal (aireadores). A la larga consumen menos.
• Una temperatura entre 30º y 35º es suficiente para asearse cómodamente.

La Luz

• Aprovecha la luz del sol siempre que puedas, es gratis y de mejor calidad.
• Apaga las luces de habitaciones que no estés utilizando.
• Mantén las lámparas limpias, la suciedad restará luz.
• Cambia las bombillas convencionales por otras de bajo consumo, duran 8 veces más y gastan 10 veces menos.
• Utiliza tubos fluorescentes en sitios donde necesitas la luz más horas.
• Coloca la mesa de estudio o de trabajo para poder aprovecharte del sol más tiempo
• Ojo con los ordenadores y la televisión, si los pones enfrente de una ventana, terminarás cerrando las persianas para poder usarlos.
• Los colores claros en las paredes y techos aprovechan mejor la luz emitida y reducen el alumbrado artificial.

Frigorífico y Congelador

El frigorífico es el electrodoméstico que más consume energía y al mismo tiempo depara la contingencia de ahorrar mucho. Se destina casi 19% de la energía gastada en viviendas españoles a la refrigeración y congelación de los alimentos.

• Cuanto más grande es el frigorífico, más energía gasta. A la hora de comprar uno, es mejor elegir el tamaño que vamos a utilizar.
• Colócalo en un lugar fresco alejado de las fuentes de calor: radiación solar, horno...
• Descongélalo antes de que la capa de hielo del congelador llegue a los 3 mm. Ahorrarás hasta un 30%.
• Comprueba que las gomas están en buenas condiciones y hacen un buen cierre, evitarás pérdidas de frío.
• Nunca metas alimentos calientes, deja que se enfríen fuera. Así el frigorífico no perderá frío.
• Cuando saques un alimento de congelador para comer al día siguiente, deja que se descongele en el refrigerador, ganarás frío de forma gratuita.
• Abre la puerta sólo cuando sea necesario, así no se perderá frío.
• Llénalo solo 3/4 de su capacidad, así se consigue la mayor eficiencia.

Horno eléctrico y cocina

• No abras el horno innecesariamente, perderá un 20% del calor acumulado.
• Aprovecha al máximo la capacidad del horno, si es posible, cocina varios alimentos a la vez.
• Apaga el horno un poco antes de terminar de cocinar, el calor que queda terminará de cocinar.
• Los hornos y cocinas de gas ahorran hasta un 80% de energía ya que calientan los alimentos al instante.
• La llama o la placa tiene que ser menor que la base de la cacerola, así no se perderá energía.
• Es bueno tapar los calderos y mantener la llama baja, esto ahorra más que mantener la llama alta con los calderos destapados. Si tienes olla rápida utilízala, ahorra mucho.
• Las cocinas de inducción, que generan la energía por campos magnéticos, calientan los alimentos más rápido y usan la energía de una forma más eficiente.

Lavavajillas

• Cuanto más grande es, más energía gasta.
• Utilízalo sólo cuando esté lleno.
• Utiliza programas económicos y a bajas temperaturas. El 90% de la energía que utiliza este electrodoméstico se destina a calentar el agua
• Si hay que aclarar la vajilla antes de meterla en el lavaplatos hazlo con agua fría.

Plancha

• Su consumo es muy alto (una hora de plancha equivale a 20 horas de televisión o a 7 de ordenador). Intenta planchar grandes cantidades de ropa y no la dejes encendida si no la estás utilizando.

Televisión, DVD y equipo de música:

• El modo “en espera” con el piloto encendido consume energía sin que te des cuenta. Puedes conectar todos estos aparatos a un ladrón con interruptor. Así, bastará con pulsar este botón para apagarlos todos a la vez.

Equipos informáticos

• Los equipos “Energy Star” consumen menos, ya que entran automáticamente en estado de reposo.
• Lo que más consume es la pantalla, puedes apagarla en ausencias cortas, así no hará falta reiniciar el equipo.
• El salvapantallas que menos consume es el de color negro.
• Deja los equipos informáticos apagados durante ausencias superiores a 30 minutos.

Lavadora y Secadora

• Intenta que siempre esté llena, si no lo está, pon el programa de media carga si la lavadora lo tiene.
• Lava siempre con agua fría
• Aprovecha el calor del sol para secar la ropa.
• Centrifugando se gasta menos energía para secar la ropa que con una secadora.
• Limpia regularmente el filtro de la lavadora, funcionará mejor y ahorrará energía.
• Aprovecha el calor del sol para secar la ropa.
• La lavadora necesita menos energía para lavar con un detergente líquido que con un sólido.

Votar

• A la hora de votar en las elecciones, hay que tener en cuenta un detalle que a veces le pasa desapercibido al consumidor que quiere ahorrar en el gasto energético: si votas a políticos que son accionistas de las compañías eléctricas, es posible que aumenten desproporcionadamente los precios de la energía.




jueves, 19 de junio de 2014

La foto de la semana: Puerta del atardecer



La verja de entrada a los jardines de Sabatini se convierte en la puerta de entrada al atardecer madrileño en esta foto de Álvaro Benítez Álvez.




miércoles, 18 de junio de 2014

La Fuente de la Plaza de Lavapiés



La fuente de la plaza de Lavapiés se creó en el siglo XVII, en época de Felipe III, siendo su autor Rutilio Gaci, y surtiéndose del viaje subterráneo del Abroñigal alto, que venía desde Canillas.
En 1850 se reformó, añadiéndole una estatua traída de la fuente que había en la Puerta de Moros.
La estatua, adquirida en Italia por Ludovico Turqui, representaba al pastor Endimión.
La fuente de la Plaza era utilizada por varias decenas de aguadores que llevaban el agua a las casas.


En la Foto de Begué, vemos la fuente en 1864.
En el siglo XX se sustituyó por una pequeña y birriosa fuente con un par de faroles y la estatua fue depositada en el Museo Municipal.
Sobre esta y otras fuentes barrocas hay un interesante reportaje en el blog Pasión por Madrid.
Desde que retiraron la fuente, la plaza perdió buena parte de su prestancia.



Trivialillo Madrileño: Resultados


Estas son las respuestas al concurso "El Trivialillo" de ayer.

1ª respuesta: Fuente de Endimión. Estuvo en la Plaza de Lavapiés durante la segunda mitad del siglo XIX. Previamente, la escultura había estado en otra fuente similar situada junto a la Puerta de Moros.

2ª respuesta: Fuente de La Abundancia. Estuvo situada en la calle de Toledo, junto a la Plaza de La Cebada.

Ha resultado ganadora: Laura García Montes

Y estos han sido los acertantes:

Laura García
Paloma Hernán
Tatiana Fedotova
Joaquín Rubio
Ana Pérez
Pedro Ortego
Juan Palomares
Enrique Mohedano
Enrique Díaz
Sergio Martín
Francisco Villar
Francisco Reyes
J. Colunir
José Carlos Sánchez
Javier González
Javi Guadalupo
Manu Bieros

Enhorabue a a todos y gracias por participar!


martes, 17 de junio de 2014

Trivialillo Madrileño

¡Llega el concurso que descubre a los grandes conocedores de Madrid!
Ya sabes: puedes ganar un estupendo libro.
Envía  la respuesta a estas dos preguntas al correo:
osorio1958@gmail.com
*****
¡Hoy vamos de fuentes!
1ª pregunta: ¿En qué plaza de Madrid se hallaba esta fuente?


******

2ª pregunta:  ¿En qué lugar de Madrid estuvo esta fuente barroca?


******
Si no te aclaras ni con el agua de las fuentes puedes ayudarte con internet.
Envía tus respuestas al correo:

******
Puedes ganar este estupendo libro:
"Lavapiés y El Rastro" de Carlos Osorio.
  cedido por Ediciones La Librería


Ediciones La Librería, con más de 1000 libros sobre Madrid, en la calle Mayor nº 80.



lunes, 16 de junio de 2014

Ángel Sanz Briz



En este blog recordamos a personalidades que han pasado por Madrid; no solo a los que aquí han nacido, sino también a los que vivieron en algún momento de su vida, como es el caso de  Ángel Sanz Briz.
Este zaragozano ha pasado a la historia como "El ángel de Budapest".
A Briz, encargado de Negocios de España en Budapest en 1943 y 1944, se le atribuye haber salvado la vida a 5.200 judíos.
Horrorizado por el exterminio de los judíos en las cámaras de gas, facilitó salvoconductos a los judíos para que pudieran escapar de una muerte segura. para ello se valió de una ley española que permitía otorgar la nacionalidad hispana a los descendientes de los sefardíes. En realidad, solo 200 de los 5.200 judíos que salvó eran sefarditas.
Además, Briz colaboró con la red de ayuda a judíos que creó en Budapest el sueco Raoul Wallenberg y que se calcula que pudo salvar a más de 100.000 personas.
Angel Sanz Briz, Eduardo Propper de Callejón, José Ruiz Santaella y su esposa Carmen Schrader, Santiago Romero, Julio Palencia y José de Rojas...son algunos nombres de los diplomáticos españoles que contribuyeron a salvar a los judíos de la barbarie nazi.


La película "El Cónsul Perlasca", de Alberto Negrín, así como una mini-serie de Televisión Española llamada El ángel de Budapest homenajean al diplomático español, como también le recuerda una placa situada en la calle Velázquez, 93, en la casa madrileña donde vivió.




domingo, 15 de junio de 2014

sábado, 14 de junio de 2014

Temporada de ciruelas



El paseante se queda extasiado mirando las ciruelas coloradotas que penden de un añoso ciruelo situado en la confluencia de las calles de Melchor Fernández Almagro y Betanzos, en el barrio del Pilar.


Este árbol debía de estar ahí antes de que se urbanizara la zona, vestigio de tantos huertos que desaparecieron.


La verdad es que pocas frutas resultan tan refrescantes como las ciruelas, por eso la naturaleza nos las da cuando va llegando el calor.


Fotos 1 y 2: Carlos Osorio.




viernes, 13 de junio de 2014

Vestigios de la guerra en Madrid



La Guerra Civil de 1936 , además del enorme daño humano causado, significó la pérdida de cientos de edificios y cuantiosos daños en muchos de ellos.
Madrid pertenece al grupo de ciudades mártires que han sufrido bombardeos durante un largo período de tiempo: nada menos que tres años seguidos.
Pese a ello, hoy es difícil reconocer huellas del trágico pasado, porque todo ha sido restaurado o renovado.


En las imágenes superiores podemos ver uno de los poquísimos edificios que conserva huellas visibles de los bombardeos. Está situado en la calle Travesía del Conde Duque haciendo esquina a la calle de Manuel.


En el parque del Oeste, además de los tres búnkeres que hemos mencionado en un reciente post, podemos ver impactos de balas en un monolito aislado y en el monumento a Federico Rubio, cuyo busto superior hubo de ser reconstruido íntegramente.



Quizás la mayor concentración de restos de la guerra es la línea de trincheras y túneles que se haya en los cerros yesíferos que rodean al río Manzanares , entre Villaverde Bajo y Rivas-Vaciamadrid.


Estos túneles se extienden a lo largo de unos quince kilómetros y no gozan de ninguna protección.


Entre los años 50 y 80 algunos de ellos fueron habitados por familias de inmigrantes llegados de las provincias menos desarrolladas.


Este patrimonio relacionado con nuestra historia merece ser conocido, valorado y protegido,
ya que al igual que los restos del Real Canal del Manzanares, la línea defensiva del Frente de Madrid
se halla en un total abandono.


Proteger nuestro legado y favorecer el conocimiento de nuestra historia reciente a través de exposiciones y centros de interpretación sería una buena idea de la que podrían tomar nota nuestras instituciones.


Fotos: Carlos Osorio.


jueves, 12 de junio de 2014

Marcas de guerra en la catedral de La Almudena



Aunque nadie parece darse cuenta, en la catedral de La Almudena existen algunas marcas de metralla producidas por los bombardeos durante la guerra civil.
En el interior, estas marcas se hallan junto al cristo yacente de Juan de Ávalos, cerca de la capilla del Santísimo.
Hay que recordar que en esta época la catedral estaba a medio construir.


En el exterior, la metralla dejó su huella en la Cuesta de la Vega, a la derecha del pórtico que da entrada a la cripta.




Fotos: C. Osorio.

miércoles, 11 de junio de 2014

Olor a tierra mojada



No sé que tiene el olor a tierra mojada que siempre me recuerda a Madrid.
Me recuerda a Madrid y me recuerda a la infancia.
Es como si las tormentas trajeran del pasado un chaparrón de recuerdos.
Algunos científicos dicen que el olor a tierra mojada lo produce una bacteria.
Según eso, Madrid debe estar lleno de bacterias de olor a tierra mojada.