domingo, 15 de junio de 2008

La reforma del Paseo del Prado


El Ayuntamiento pretende gastar 500 millones de euros en reformar el Paseo del Prado. Ya serán 1000, o 1500, porque las reformas siempre triplican el presupuesto inicial. (Quien haya hecho una reforma en su casa me dará la razón)
Se van a emprender mejoras significativas como rebajar la altura de la Fuente de la Cibeles para que el carro de la diosa quede a ras de suelo. Bajar medio metro la Cibeles costará un porrón de millones, porque hay que desmontar la fuente entera. No dudo de que esta obra sea de una importancia capital, porque estando el carro de La Cibeles a nivel de asfalto, podrá incorporarse al atasco como un vehículo más. Y al circular por toda la ciudad, los madrileños de cualquier barrio podrán disfrutar democráticamente del monumento: “Nenes, asomaos al balcón, que pasa La Cibeles. Miradla, allí, detrás del autobús”
Además, habrá que asegurar el carro de la Diosa, porque los vehículos que habitualmente se estampan contra el estanque de la fuente, lo harán ahora contra el propio carromato. Y si para un mortal cuesta lo que cuesta asegurar el coche, no te digo lo que pedirán por asegurárselo a una diosa.
Luego está el tema de los árboles. En un principio se iban a cargar 700 árboles, pero ante las protestas de la gente ahora dicen que no tocarán ninguno. Bueno, como si no conociéramos al personal que maneja las excavadoras, que cada vez que reculan se cargan media docena de árboles centenarios (que caen con efecto dominó sobre otra media docena)

Si se me permite opinar, yo haría la reforma del Prado con menos de un millón de euros.

-Dejaría las fuentes donde están, que están muy hermosas.
-Pintaría unos buenos pasos cebra para cruzar (la pintura es barata, oiga) y suprimiría los pasos subterráneos.
-Dejaría en paz a los árboles, que bastante trabajo les ha costado ser tan altos y tan gordos.
-Prolongaría el bulevar central desde Neptuno hasta Atocha, haciéndolo transitable.
-Y en vez tanta obra y tanto túnel, simplemente cortaría al tráfico una parte del paseo los días festivos por la mañana para que las gentes paseáramos, montáramos en bici o en patines, oyéramos conciertos de música gratuitos, o disfrutáramos de los títeres y los cómicos ambulantes.


Con los 499 millones que me sobraran, haría una ciudad más habitable:

-Pondría espacios deportivos y piscinas en todos los barrios (En el centro de Madrid no hay ahora mismo ningún equipamiento deportivo ni piscina públicos).
-Crearía locales para la juventud, escuelas infantiles, servicios sociales. Mejoraría los centros de salud.
-Rehabilitaría el centro histórico, que está un poco asquerosito.
-Haría una red de aparcamientos gratuitos en torno al centro para que los vehículos no tuvieran que atravesar la ciudad. Y llenaría los barrios de puntos de alquiler barato de bicis y coches eléctricos.
-Recuperaría las verbenas y tradiciones populares.
-Pondría más bibliotecas
-Daría albergue a los indigentes

1 comentario:

alvarozarzuela dijo...

http://elastico.net/archives/2008/06/pablo_valbuena.html

"Es como si la plaza se hubiese transformado en una simulación de sí misma dentro de un programa de diseño asistido por ordenador, la herramienta en que los arquitectos conciben hoy las ciudades y edificios.


..."