domingo, 12 de septiembre de 2010

El Deseado

Paseando por la playa de Viveiro lo volví a ver, y pasé largo rato contemplándolo. Es uno de esos barcos hermosos que se hacían en otro tiempo. Sin duda la belleza requiere la artesanía y el cuidado minucioso, y así fue hecho este barco en 1930, cuando lo construyó la familia de Germán. Germán está orgulloso de su barco, uno de los más antiguos de Galicia, y de vez en cuando se echa a remar por la ria con sus amigos "sesentones" para demostrar que están en plena forma. De nuevo en la vorágine de Madrid, guardo en la retina este bello recuerdo del verano.

Foto: Carlos Osorio.

6 comentarios:

El ángel de Olavide dijo...

Bonita chalana de ria. Ya tiene mérito que aguante en ese implecable estado desde los años 30. Ya que no quedan carpinteros de ribera acostumbrados a la brea y al alquitrán vegetal por lo menos que queden aficionados tan apañados en el mundo del poliester y de las barcas a lo papamovil. Me imagino que iran dotados de algun pequeño motor fuera borda pues mover ese cacharro a remo debe costar lo suyo.

He visto este año algunas dornas por las rias bajas maravillosas. Y por la ria de Ribadeo todavía se ven chalanas de ese porte, incluyendo algunas con un pequeño mastil para alzar las caracteristicas velas latinas ya casi, casi, objeto de nostalgia.

Ya parece que nos vamos todos incorporando a este Madrid. Yo todavia no me quito la depresión por muchas Noches en Blanco que me metan...

Un abrazo

Angel Alda

el osorio dijo...

Hola, Angel: La verdad es que hoy se hacen barcos muy rápidos, pero belleza, lo que es belleza...y lo que más se disfruta a veces, es un paseo lento, remando...despacio se llega antes a donde hay que llegar, que es al bienestar interior.

Campurriana dijo...

Me encantan estos barcos. Hacen aún más bello el paisaje marino.

el osorio dijo...

Es verdad, Campu, hay pocas cosas tan hermosas como los viejos barcos de madera. Nada que ver con las bañeras de fibra de vidrio al uso.

German P-Gandaras Pedrosa dijo...

Hola Carlos.
Gracias por acordarte de mi querido deseado que ha soportado tratos y maltratos de cinco generaciones familiares.
Por sus cuadernas de roble y tablazon de pinotea han transcurrido con gallardia casi 80 años.
Angel Olavide, esto no es una chalana sino un bote. No resulta pesado de mover con sus cinco remos, uno de timon. Y tambien tiene aparejo de vela latina y entonces, se apareja con palo, verga que se sujeta con la raca metalica, y timon de caña.

Osorio !que razon tienes!, como decia algun griego:
"vivir no es necesario, navegar si"

German

el osorio dijo...

Gracias, Germán. Este verano lo volví a ver en la playa de Covas y me alegró, porque el Deseado es más que un barco, es el símbolo de un estilo noble y bello.