miércoles, 22 de febrero de 2012

La corrala de la calle de Velarde

Desde que descubrí esta corrala de la calle de Velarde, fue un flechazo, lo mío fue un amor a primera vista, así que, tras analizarla, me fui a los archivos a investigar su historia.
Esto fue lo que ví:
En primer lugar, una hermosa corrala en forma de L, que seguramente se completaba en el pasado con una o dos alas más que han desaparecido.
El patio tiene un  pozo y dos ruedas de molino de las que ya os he hablado.


Y esto es lo que he averiguado hasta el momento:
En los siglos XVI y XVII esta manzana de casas era una finca con algunos huertos, vallada, con un caserón que en algo pudiera recordar a la actual corrala. Así aparece en el plano de Texeira, marcado con un punto negro.


Por entonces la calle se llamaba de San Miguel y San José.
A finales del XVII la casa se dividió en dos que pertenecían a Juan de Ybarra y Alonso García de Ávila.
En el siglo XVIII se le asigna a la casa el número 13.
A comienzos del siglo XIX vive aquí Clara del Rey, heroína del Dos de Mayo, junto con su marido y sus tres hijos.
En 1851 se derriba el edificio o parte de él y se construye uno de nueva planta, que es el actual, aunque en este momento la corrala tiene la forma de un rectángulo, como podemos ver en el plano de 1870.
Entonces la calle se llama Velarde y el número correspondía al diez.


En 1902 se realiza una importante reforma. Se agranda el portal para permitir el paso de carruajes y se instalan en la planta baja una cuadra de mulas y en el patio un garaje de automóviles. El patio se cubrió con una techumbre de cristal.
Esas instalaciones desaparecieron.


Hoy tenemos una corrala relativamente bien conservada, cosa de agradecer en este Madrid tan poco cuidadoso con su patrimonio, donde la típica vivienda madrileña nos habla de otros tiempos y otras formas de vida.

Fotos: Carlos Osorio.

5 comentarios:

Mercedes dijo...

Un trabajo precioso, Carlos,
gracias y enhorabuena, ¡cómo has debido disfrutar!
besos

antonioiraizoz dijo...

Hola Carlos, comprendo tu flechazo, es muy bonita y te transporta a otros tiempos. Por motivos de trabajo, he conocido otra corrala que linda con la tuya por la esquina superior izquierda y se accede por San Andrés 22. No es tan grande como la que nos muestras y curiosamente desde que se rehabilitó ha perdido toda la gracia y ahora tiene más patologías que en cien años.
Saludos.

el osorio dijo...

Gracias, Mercedes, ambos sentimos la misma emoción con nuestros descubrimientos. Hola, Antonio, un día tenemos que hablar del tema. También conozco la de San Andrés que debe ser algo anterior a esta.

Doña Umé dijo...

Por lo que nos cuentas, esa zona que investigas tiene unas cuantas corralas.
Yo conozco una en la Calle de San Lorenzo. Está entrando desde S. Mateo a la derecha, un poco mas adelante, pero no recuerdo el nº.
Seguro que la encuentras.

Un abrazo.

el osorio dijo...

Gracias, Umé.Un abrazo.