sábado, 17 de agosto de 2013

Carteristas



Nunca he podido entender por qué se permite que algunos delincuentes puedan vivir exclusivamente de hacer daño a otros ciudadanos. Está bien que el delincuente tenga sus derechos y sus garantías legales, pero también habría que revisar si sus víctimas se hallan igualmente protegidas. El robo de las tarjetas de crédito, de los documentos, del móvil, origina sufrimiento a las víctimas, y es algo en lo que no parecen caer jueces y legisladores. Hay personas que después de que les quiten sus pertenencias tienen miedo a salir a la calle. Los turistas lo pasan realmente mal. Solo lo sabe quien ha sido despojado de su documentación y sus tarjetas en un país extranjero.
No me parece que baste con dar consejos a la población para que no descuide sus objetos personales. ¿Es que acaso alguien puede estar pendiente de que no le roben durante las 24 horas del día? Si lo hiciésemos, no podríamos pensar, ni conversar, ni ver escaparates, ni hablar por teléfono. Es imposible tener puesta la atención en nuestras pertenencias a todas horas.
Cuesta entender que algunos carteristas sean detenidos cientos de veces y no les pase nada. Eso desmotiva a los responsables de la seguridad, aparte de tener un enorme coste que pagamos entre todos. Quienes tienen la misión de velar por la seguridad pública deberían revisar unas leyes que garantizan en la práctica la casi total impunidad de los carteristas.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Estoy contigo 100 por 100 en todo. MSB

Anónimo dijo...

Lo peor de todo, a mi me ha pasado varias veces, es que cuando das la voz de alarma en el metro, me miran a mi por gritar que hay carteristas y que están robando. La última vez un chico africano me defendió de 4 niñas rumanas.
Hay que ir con mil ojos, el metro esta lleno de ladrones. Hasta he visto abuelas con niños.
Gracias por tu blog, te sigo y me gusta mucho.

el osorio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. A ver si conseguimos que se tomen un mayor interés por este tema.

Delia Gato dijo...

Estoy de acuerdo en lo que decís. A mi me robaron al tomar el autobús para el aeropuerto en la avenida América, me robaron el bolso con toda mi documentación y pertenencias. El dinero que llevaron importa pero lo que mas me daño me hizo fue la documentación y los telefonos. Deben endurecerse las penas y quien la haga que lo pague, si no es con dinero, con trabajo social. Hay muchos montes que limpiar y cunetas y alcantarillas que necesitan limpieza y que no se hace por falta de medios públicos. No digo que me paguen a mi, pero si que lo paguen a la comunidad, pues estos delincuentes no solo hacen daño a la persona que le roban sino a todo el país.

Anónimo dijo...

A mi me robaron en el metro.
Al menos podrían tener la decencia de dejar la documentación en un buzón de correos.