miércoles, 11 de marzo de 2009

Nuevo dispositivo de conocimiento


Hallado un Nuevo dispositivo de conocimiento bio-óptico organizado.
Presentamos el nuevo Dispositivo de Conocimiento Bio-Óptico-Organizado, de nombre comercial BOOK (LIBRO).
BOOK es una revolucionaria ruptura tecnológica: sin cables, sin circuitos eléctricos, sin baterías, sin necesidad de conexión. Fácil de usar, hasta un niño puede manejarlo. Compacto y portátil, puede usarse en cualquier lugar –incluso sentado en un sillón junto al fuego-, lo suficientemente potente como para guardar tanta información como un CD-ROM.
Así es como trabaja: BOOK está construido con hojas de papel (reciclable) numeradas secuencialmente, cada una de ellas capaz de almacenar miles de bits de información. Las páginas están unidas mediante un dispositivo de cosido llamado carpeta que mantiene las hojas en su orden correcto. La Tecnología de Papel Opaco permite a los fabricantes usar ambas partes de las hojas, duplicando la información y reduciendo costes. Los expertos se encuentran divididos sobre las posibilidades de incrementar la densidad de la información; por el momento, los BOOK con mayor información simplemente usan más páginas. Cada página es escaneada ópticamente, registrándose la información directamente en tu cerebro. Una sacudida del dedo te lleva a la siguiente página. BOOK puede ser utilizado en cualquier momento y usado sencillamente abriéndolo. BOOK nunca se cuelga ni necesita ser reiniciado, aunque como ocurre con otros dispositivos de visualización puede volverse inservible si se cae por la borda. La función “búsqueda” permite moverse instantáneamente a cualquier página, tanto hacia delante como hacia atrás. La mayoría incluyen una función de “índice”, que señala la localización exacta de cualquier información seleccionada para su inmediata recuperación. El accesorio opcional “BOOKmark” (marcador) permite abrir el BOOK en el punto exacto donde fue dejado en la sesión previa –incluso si el BOOK se ha cerrado. Los BOOKmarks se ajustan a estándares internacionales, de manera que un mismo BOOKmark puede ser usado en BOOKs de diversos fabricantes. A la inversa, diversos BOOKmarks pueden ser utilizados en un mismo BOOK si el usuario desea almacenar diversas búsquedas a la vez. Su número está limitado exclusivamente por el número de páginas del BOOK. También es posible hacer notas personales junto a las entradas de texto de BOOK mediante una herramienta de programación, la Aguja Plumín Portátil Borrable Enigmática Intercomunicación Lenguaje (PENCILS, lapiceros [una traducción más aquilatada será bienvenida]). Portátil, duradero y asequible, BOOK está siendo recibido como el precursor de una nueva ola de entretenimiento. De igual modo, el atractivo de BOOK es tan evidente que miles de creadores se han comprometido con la plataforma y los inversores, según se informa, están acudiendo en bandada.Estén atentos a una avalancha de nuevos títulos pronto.
Anónimo. Está simpática la "noticia" ¿Que no?

8 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola Carlos, pues sí que está simpática la noticia. Para mí los libros son una de las cosas más bonitas del mundo, me encantan en sí mismos, desde que lo compro, lo desenvuelvo o lo saco de su bolsa, ya disfruto pensando la cantidad de cosas que me va a contar.

Algunos los voy llenando de papelitos amarillos (post-its) porque tienen muchas cosas que me parecen interesantísimas y que pienso luego voy a querer volver a leer o utilizar... pero a veces son tantos que la utilidad es relativa, pero ¿y lo que disfruto descubriendo cosas en ellos?

Me gusta internet, me gusta mucho el ordenata, pero ¡viva los libros! :-)

el osorio dijo...

Creo, Mercedes, que los que disfrutamos de lo bueno de internet, también seguimos disfrutando de lo bueno de los libros. Yo recuerdo con especial ternura mis primeros libros, los libros de aventuras de Enyd Blyton, y los de Guillermo Brown. Recuerdo el olor a papel, a tinta, la textura del papel, la tersura de su portada. El primer libro que me compré, a los 13 años, era de "los siete secretos" Iba por la calle O¨donnell y me encontré en el suelo un billete de cien pesetas. Tras esperar un rato por si aparecía el dueño del billete, corrí a la librería más próxima y me compré el libro.

karlinski dijo...

Otra ventaja interesante de ese dispositivo es que ni en Google ni en Microsoft, ni quién sabe dónde más, están registrando absolutamente todo cuanto lees y todo cuanto marcas, de manera perfectamente personalizada mediante una especie de ISBN que te ponen.
Sobre todo si usas Google y Microsoft.

¡Que bonito es, el BOOK Reading System! El libro y mis sueños, en intimidad. Debajo de las sábanas con una linterna los primeros, en una butaca ahora ..., o en cualquier otro tipo de asiento. En la intimidad.

karlinski dijo...

He de admitir, sin embargo, que toda esta parafernalia electrónica tiene interesantes aplicaciones en el campo de la literatura. La que más aprecio es la de encontrar textos imposibles de conseguir en formato BOOK en la librería de la esquina. En especial textos en idiomas "raros" y textos descatalogados en formato BOOK.

Los mejores sitios que conozco son estos:

http://www.gutenberg.org/wiki/Main_Page

Éste está inglés y en portugués, porque en Europa colabora la Universidade de Coimbra. Aquí pude leer relatos de E.A.Poe imposibles de encotrar por acá (en inglés) y versiones originales de artículos J.Conrad (sólo conocidos, poco, en España gracias a las traducciones de Javier Marías).

http://commons.wikimedia.org/wiki/Portada

En éste otro hay de todo, y también libros enteros. En mi caso, en wiquimedia conseguí un libro brasileño de principios del s.XX, enterito. Lo malo es que así me perdí la excusa para ir a Brasil a comprarlo. Pero bueno, también me ahorré el billete de avión, los hoteles y todo eso.

Estos e-books, con un poco de paciencia se pueden pasar a formato BOOK, o algo parecido. Yo aún no lo hice. Así que los leí en la butaca junto a la chimenea y con el fiel can tumbado a mis pies, sí, pero con el ordenata portátil posado en las rodillas.

Mercedes dijo...

Gracias, karlinski, muy interesante, tomo nota. Como ya dije, internet es un gran invento, fuente inagotable de información, inspiración, y todo lo que queramos, de hecho aquí estamos. Hasta facilita libros.

Carlos, muy bonita la historia de tu primer libro, yo no recuerdo el primero que compré, pero sí los primeros cuentos, algunos aún los conservo, y las primeras novelas,¡qué descubrimiento tan maravilloso! no se si alguien se puede aficionar a la lectura de mayor, pero no conozco ningún caso, es un placer que se descubre pronto y casi nunca se abandona.

karlinski dijo...

Fe de errores:
La que colabora con el
project Gutemberg no es la Universidade de Coimbra, sino la Universidade do Minho, en Braga.
Es importante esta corrección porque en internet estos errores correncomorreguerodepólvora y después no hay manera de arreglarlo.

Universidade do Minho, Braga.

Fica corregido logo, pelo bem, o mérito e o bo nome dos nossos irmaus do Minho.

Anónimo dijo...

Vaya estupidez, fomentar la lectura es una cosa loable, pero fomentar la compra de libros en papel es otra, todas estas tonterias que pones (y facilonas ademas: leyendo tu blog pienso que eres capaz de poner algo mejor), pq no hablas de libros electrónicos que no requieren talar arboles, que te acercan la lectura alla donde estes? Es mas sencilla la critica demagogica que la reflexion...

Anónimo dijo...

Hola Carlos, me ha encantado tu entrada.

No sé por que lo he relacionado inmediatamente con la idea de Zapatero de poner portátiles a los niños, desde los cinco años ;-)

Como decia Mercedes "Me gusta internet, me gusta mucho el ordenata, pero ¡viva los libros!"