jueves, 28 de octubre de 2010

Tesoros del barroco ocultos para los madrileños

La ciudad de Madrid no tiene prácticamente románico y apenas unas escasas muestras de gótico, pero tiene un rico patrimonio barroco.
Decenas de iglesias y conventos del mayor interés artístico son desconocidos por muchos madrileños. Sin duda contribuye a este desconocimiento la dificultad de acceso a no pocos de estos templos. Muchos de ellos, tan solo son accesibles en horario de misas, que tampoco es el momento más indicado para la visita, porque lógicamente se puede molestar a las personas que asisten a los cultos.
Sería una buena idea que las autoridades culturales se pusieran de acuerdo con la jerarquía eclesiástica para establecer un horario de visitas.
Así podríamos conocer mejor templos extraordinarios como San Isidro, San PLácido, Las Comendadoras, Las Góngoras, San José, San Antonio de los portugueses, Las Carboneras, Las Mercedarias, Montserrat, Las Calatravas, etcétera.
De paso, también se podría pensar en abrir al público, aunque fuera dos horas por semana, algunos de los palacios barrocos de Madrid.


Foto (San Isidro) Carlos Osorio.

3 comentarios:

Stultifer dijo...

Las jerarquías eclesiásticas tienen interés exclusivamente en cobrar una entrada para visitar sus espacios.

Mercedes dijo...

Me sumo a tu petición por supuesto, a algunas iglesias cuesta muchísimo entrar a conocerlas. Hay que decir que otras dan muchas facilidades, como por ejemplo Las Carboneras, una maravilla. Algunas abren una hora antes de la misa. En fin, pero en general es muy difícil.

el osorio dijo...

Es cierto, Mercedes, Las Carboneras es una iglesia fabulosa. También desde hace poco se puede visitar las Mercedarias de Juan de Alarcón los miércoles de 11 a 1. Otras es muy difícil o casi imposible verlas, como Las Comendadoras, las Góngoras o las Trinitarias.