miércoles, 2 de marzo de 2011

Mercado de Vallehermoso

 El mercado de Vallehermoso, uno de mis favoritos, se encuentra en la esquina de Fernando el Católico con Vallehermoso, en el barrio de Chamberí. Fue construido en 1931. Presenta una fachada sencilla que combina agradablemente líneas curvas y rectas, un tejado sobre cerchas de hierro, un buen aprovechamiento de la luz solar con sus hileras de ventanales y una buena accesibilidad para camiones de reparto que, por primera vez, podían acceder al interior de un mercado.
Los mercados tradicionales tienen ventajas en cuanto a calidad, atención y asesoramiento. Es posible que en las grandes superficies y supermercados pueda uno ahorrarse unos céntimos, pero generalmente a costa de perder en calidad y sabor.

Fotos: Carlos Osorio.

2 comentarios:

Matilde dijo...

Y sobre todo el tiempo (en recorrer superficies enormes y en desplazamiento).

Máquinas de despersonalizar tanto a los clientes como a los dependientes.

Un horror.

Unico objetivo: máximo beneficio, a costa de lo que sea y de quien sea.

Me extraña que no tengas una entrada (o yo no la supe encontrar) de los Mostenses. Estuve hace unos meses, con mis recuerdos de niñez en el bolsillo, y ha cambiado muchísimo pero es una experiencia, especialmente un sábado. En pleno centro. Repetí. Se encuentra de casi todo en cantidades enormes y la clientela es mundial. Las cafeterías a tope de variedad y gente. Me recordó los zocos. Germen de soja y multitud de productos orientales y españoles,la ternera blanca, productos de horno dulces y salados... todo muy barato y muy bueno.

También habrá morralla pero ¿dónde no?

el osorio dijo...

Qué bien hablas/escribes, Matilde. la verdad es que los Mostenses es un mercado muy especial,rezuma humanidad, y con unos precios más que interesantes.