martes, 14 de octubre de 2014

De cuando los madrileños nos bañábamos en pelota, allá por el XVII.



La exposición de la colección Abelló en Centro-Centro nos ha permitido a muchos conocer un cuadro del que no teníamos noticia: "El baño en el Manzanares durante la fiesta de San Juan" obra de la escuela española del siglo XVII.

Detalle del cuadro.

El caso es que, rebuscando datos sobre este cuadro me encuentro con otro del pintor Félix Castello, también del XVII, que se titula: "Baños en el Manzanares, en el paraje del molino quemado"
El molino quemado estaba situado entre el Puente de los Franceses y el llamado parque sindical, y es el mismo paraje que aparece en los cuadros de los que hablamos. 
Este otro cuadro se halla en el Museo de Historia Municipal.




En él vemos a las mocedades despojándose de sus ropas para sumergirse en el río madrileño.
Tal y como versificaba el irónico Quevedo por entonces:

"Manzanares, Manzanares,

arroyo aprendiz de río,

tú que gozas, tú que ves

en verano y en estío

las viejas en cueros muertos,

las mozas en cueros vivos."

Divertidas estampas populares. ¿Volveremos a tener algún día un Manzanares de aguas limpias que inviten al baño?




Fuentes: http://opusincertumhispanicus.blogspot.com/
http://lasdoscastillas.net/los-banos-estivales-en-la-espana-del-siglo-de-oro-o-el-nudismo-costumbre-de-ayer-y-de-hoy/


4 comentarios:

Antonio Pasies Monfort dijo...

Gracias por esta interesantísima y desconocida vista del Manzanares. Por la noche, según un viajero extranjero, cambiaba el panorama "y donde la oscuridad les es tan favorable, que su rostro, que podría enrojecer por su desnudez, es la parte más difícilmente reconocible, y donde el más mudo y menos escandaloso de todos los sentidos, que es el tacto, desempeña el principal papel con una libertad tan grande y segura, que a menudo el fraile se topa con la señora sin que al día siguiente se reconozcan en la iglesia".Saludos

el osorio dijo...

Hola, Antonio, gracias por esa cita tan evocadora, es genial lo del fraile.
Saludos.

Anónimo dijo...

Excelente reseña

Anónimo dijo...

Escenas como la descrita por APM ponian el morbo en alguna pieza de otros siglos,y en la modernidad de los modernos en las películas,que los paseos al rio eran cosa común y plasmaos en literatura hasta en verso...Cerca de mi casa dicen que pasaba un rio y una moza que paseaba ensimismada oyó un saludo,frunció el ceño creyendo ver la sombra de un muerto,y salió a escape.Por mi parte una panorámica del Manzanares desde el Paseo de la Florida y otros flancos es imborrable al atardecer,de cuando Goya recibía a la puerta de la ermita con gafitas,incluso.Y en Asturias ecimos "que me perdone un fraile"lo mismo que otros dicen "este cura".Y la verdad,tal como anda el clero.ni toca ni convento que valga.Saludos.Acacia.