viernes, 30 de enero de 2009

arquitectura bunkeriana




Este edificio de Chamberí construido en 2008 es representativo del tipo de arquitectura que se está haciendo hoy en el centro de Madrid. Una arquitectura sin raíces, sin adecuación al entorno, sin consideración a la categoría de "bien de interés cultural que tiene el centro histórico. Un edificio de ventanas estrechas, sin balcones, sin comunicación con el exterior, sin referencias bioclimáticas y sin sostenibilidad, como si de un búnker se tratase. Pese a todo, es bastante mejor que la media de lo que se hace y tiene algunos elementos de calidad, como la piedra blanca, pero carece de concesiones a la belleza, ignorando que las fachadas son contempladas por los viandantes y que los ciudadanos tienen derecho a contemplar un paisaje urbano de calidad. Nada de frontispicios ni malditas molduras en el portal: una simple viga de hierro pintada en negro es todo el adorno que tiene. ¿Para eso han sido necesarios tantos siglos de arquitectura?

6 comentarios:

danimetrero dijo...

Cada vez hay más edificios feos como este por Madrid.Lo peor de tos es que cuanto más feo y más obrio más caro

karlinski dijo...

Genial la comparación. Ni placas de piedra natural ni nada, también el búnquer es de piedra natural ¿En qué guerra está quien diseña, quien construye y ,sobre todo, quien permite eso?

karlinski dijo...

Perdón: el búnquer es de hormigón, como el edificio (me percato al ver la foto en grande)
El edificio es pues otro de tantos "sepulcros blanqueados".
Para El Valle de los Caídos estaría bien:
Urbanización "Los Caídos por La Pasta".

el osorio dijo...

Muy bueno eso de los caídos por la pasta. Creo que es así como están desde que empezó la crisis. Lo malo es que estos siempre caen de pie.

Twat Boy dijo...

Todo el centro de la ciudad de Londres sigue el mismo patrón arquitectónico, casas de piedra de pocas alturas. Berlín conserva bien definidas cada zona, los barrios son arquitectónicamente homógeneos. Y Madrid debe ser la única capital del mundo que se permite un edificio como la torre no se qué detrás de la Puerta de Alcalá, estudiado en los colegios como aberración arquiéctónica.
¡¡Un saludo a todos!!

Cigarra dijo...

Siempre he pensado que si se hubiera respetado la fisonomía de los ensanches decimonónicos de Madrid sería una de las ciudades con mas encanto de Europa. Pero nuestros gobernantes siguen considerando que el espacio público no es más que un lugar donde poner mamotretos publicitarios para sacar dinero a costa de nuestro espacio vital...
Y a la estética y al buen gusto, que les den morcilla. Así nos va.