sábado, 17 de enero de 2009

Los ladrones son gente muy honrada


Son gente muy respetable, y amparada por las leyes: son los intermediarios. Ellos compran las naranjas a los campesinos a 0'09 céntimos de euro el kilo y nos las venden a 1,43 euros el kilo.

Mientras los agricultores lo pasan mal, los almacenistas y distribuidores se pasean por el país en sus flamantes coches deportivos, y nosotros pagando un 1589 por ciento más por las naranjas. El campo se va despoblando al ritmo que se pueblan los bolsillos de los intermediarios, al ritmo que se vacían nuestros bolsillos. Pienso que los ciudadanos deberíamos organizarnos en cooperativas de consumo y dejarles a estos ladrones con un palmo de narices. Y si fuesen cooperativas de agricultura ecológica, mejor que mejor.

1 comentario:

danimetrero dijo...

Pasa con todos los intermediarios que casualmente son los que mesnos hacen.