miércoles, 24 de agosto de 2011

Gran Via, 48


Foto: Carlos Osorio.

Gran Vía, 48.
Hubo aquí, originariamente, un bonito edificio de estilo holandés, que albergó el hotel Nueva York y el cine Actualidades. Fué derribado en los años 70 para hacer el lamentable mamotreto del Banco Atlántico. El banco ha sido recientemente demolido y en su lugar se proyecta construir un edificio de diseño contemporáneo. El nuevo edificio, del prestigioso arquitecto Rafael de la Hoz, cumple con los requisitos de calidad y estética exigibles, aunque rompe con la línea arquitectónica de la Gran Via. Hubiera sido más acertado recuperar la fachada del edificio que hubo en origen.


A la izquierda el antiguo Banco Atlántico y a la derecha el proyecto del nuevo rascacielos.
Seguidamente, la parte baja del antiguo edificio:



6 comentarios:

Carmen dijo...

Desde luego que era más bonito el antiguo edificio. Lo he podido ver en:
http://www.somoscentro.com/madrid/centro/2010/01/07/gran-via-cosmopolita/
Fotografía de Edward Baker.
Y en : http://www.urbanity.es/foro/urbanismo-mad/893-de-madrid-al-cielo-album-de-fotos-historicas-321.html
Lástima que quien aprueba los proyectos ve otros fines.
Un saludo.
Carmen

Anónimo dijo...

A mí me parece un despropósito el edificio de De la Hoz, le da igual estar construyendo en una vía tan emblemática y por eso no respeta alineaciones, alturas, ni tiene consideraciones de escala o tipológicas para no contrastar demasiado en un entorno con carácter histórico. Qué ego hay que tener, por Dios.
Y lo de recuperar el edificio anterior no lo veo viable, ni deseable: ya hace décadas que no se reconstruye en estilo para no crear falsos históricos, sobre todo aquí, que hay que hacer todo el edificio nuevo (no una parte, a la que se pudiese dar un tratamiento como el de Moneo a la esquina del Banco de España).

el osorio dijo...

Gracias por el dato, Carmen. Pues sí, la verdad es que el ego de ciertos arquitectos actuales les lleva a querer que sus bloques estén en pleno casco histórico, que es donde la gente pasea y se ven más. Pero la gente pasea por el centro precisamente porque hace tiempo se hacía una arquitectura bella y humanizada.

Juan dijo...

Vaya disgusto me he llevado al ver tu entrada. Desde luego es que el manierismo de ciertos tipos es para retirarles la licenciatura. Una pena, pero más la autoridad que permite esas barbaridades, en este caso me imagino que el mismo Ayuntamiento. Al final, hasta la Gran Vía se trata así, sin respeto. Cada día esta ciudad se empeña en ser más fea y más hortera. En otras ciudades de Europa esto no se permite, pero aquí, todo. Hasta en Barcelona lo rechazarían. Y no estoy contra el progreso y la innovación, sino que me refiero a que ese edificio se copnstruya en otra zona distinta del casco histórico. Ya sabía yo que no pintaba nada bueno. Desde que demolieron una manzana de casas decimonónicas para hacer la fealdad del Congreso y otras muchas barbaridades, ya no me extraña nada. Y ya no es cosa de Ayuntamientos franquistas y aquellas barbaridades de hacer la Torre de Valencia tras la puerta de Alcalá, sino que ya estamos condenados a ser conejillos de indias de arquitéctos manieristas y ególatras. Somos el hazmerreir de Europa: los más listos, los más diseñadores, pero eso en Roma, París o Londres nada de nada. Así nos va.
Saludos.

Joaquín dijo...

Una vez más el criterio es el mismo, es decir, la ausencia de criterio artístico, histórico y urbanístico.

Anónimo dijo...

Vaya edificio que nos han hecho en la Gran Via, la mayor chapuza arquitectónica de Madrid. ¡Qué pena!