martes, 11 de octubre de 2011

Cómo tirar bien una caña

Hay en internet diversidad de opiniones sobre el modo correcto de tirar una caña de cerveza. Voy a contaros el sistema "perfecto" como me lo contaron algunos camareros entendidos hace ya unos cuantos años.
Para “tirar” correctamente la cerveza hay que seguir cuidadosamente estos pasos:

1.- Humedecer y escurrir el vaso.
2.- Llenar un tercio del vaso inclinándolo para que el líquido se bata en el fondo.
3.- Dejar reposar.
4.- Golpear sutilmente la mano del ansioso cliente que no deja terminar el proceso en paz.
5.- Llenar el vaso hasta que la espuma llegue al borde sin desbordarse.
6.- Dejar reposar. Darle otra toba al cliente impaciente.
7.- Añadir cerveza con un chorro pequeño hasta elevar la espuma por encima del borde sin que caiga.
8.- Y ahora, qué carallo, ya que hemos hecho una obra perfecta no lo estropeemos: hay que poner una tapita con la caña: unas olivillas, unas patatas fritas, una banderilla,... no seamos rácanos.

Foto: (El Boquerón) Carlos Osorio.
Del libro "Tabernas y tapas en Madrid". Carlos Osorio. Ediciones La Librería

3 comentarios:

Bernardo dijo...

por favor pegais eso en todos los citios posibles.estoy hasta las narises con todos esos sabios de la cerveza.
esto es lo correcto lo demas son chorradas.
repetir:Para “tirar” correctamente la cerveza hay que seguir cuidadosamente estos pasos:

1.- Humedecer y escurrir el vaso.
2.- Llenar un tercio del vaso inclinándolo para que el líquido se bata en el fondo.
3.- Dejar reposar.
4.- Golpear sutilmente la mano del ansioso cliente que no deja terminar el proceso en paz.
5.- Llenar el vaso hasta que la espuma llegue al borde sin desbordarse.
6.- Dejar reposar. Darle otra toba al cliente impaciente.
7.- Añadir cerveza con un chorro pequeño hasta elevar la espuma por encima del borde sin que caiga.
8.- Y ahora, qué carallo, ya que hemos hecho una obra perfecta no lo estropeemos: hay que poner una tapita con la caña: unas olivillas, unas patatas fritas, una banderilla,... no seamos rácanos.

Juan dijo...

¡A la rica cerveciviri! Recuerdo que en la Plaza de las Comedadoras se tiraban las mejores cervezas de la capital, pues se introdujo el barril de "serpentín", con el cual la Mahou era ya lo más de lo más. "El Cangrejero" era ese bar que ya es un clásico en Madrid. Tras esa plaza se llega a la calle del Limón, con cervezas también muy buenas, para saciar sed y referescarse.
¿Ustedes gustan?

el osorio dijo...

Hola Bernardo, gracias por la difusión. Lo único, acordarse de poner la fuente, el lugar donde hemos encontrado el texto, porque así, cuando cada uno se responsabiliza de lo que escribe, evitamos tanto corta y pega que hace que se divulguen cosas anónimas que no se sabe de dónde han salido y que a veces confunden más que informan.