martes, 7 de agosto de 2012

El antiguo cementerio de San Sebastián


En el inicio de la calle de las Huertas, se halla el solar en el que estuvo durante varios siglos el cementerio parroquial de San Sebastián. 
Un basamento de silleria de granito y una rejería son lo unico que queda de dicho camposanto. En 1809 José Bonaparte prohibio los enterramientos en el interior de la ciudad y poco a poco este cementerio quedó sin uso.


Aquí estuvo enterrado temporalmente Lope de Vega, cuyos restos se extraviaron. Tambien fueron sepultados los grandes arquitectos madrileños del XVIII: Ventura Rodriguez y Juan de Villanueva.  Aquí fue enterrada la bella actriz Maria Ignacia Ibañez, muerta en 1722, con solo 25 años, a causa del tifus. Cuentan que su enamorado, el escritor José Cadalso, enloquecio de dolor y trató de desenterrar a su amada para llevársela, lo cual impidieron sus amigos. No existe confirmacion de este suceso, y mas bien parece que las gentes crearon la leyenda mezclando hechos reales con hechos narrados por Cadalso en su novela "Las noches lúgubres"



Tras décadas en desuso, en 1889 se instalo aqui una floristería. Este puesto de flores fue mencionado por Galdós en su novela Misericordia. Tras la guerra civil, se plantó aqui un olivo, que con el tiempo ha adquirido un tamaño considerable.


Fotos color: Carlos Osorio


2 comentarios:

Stultifer dijo...

interesante informacion

José Luis Pérez Madrigal dijo...

Me encanta ver en tu blog sitios que a mi me han llamado la atención sin saber nada de ellos y aprender un poquito!