sábado, 10 de noviembre de 2012

Se puede ser ahorrador sin llegar a ser miserable


La época del despilfarro ha dado paso a la época del ahorro feroz.
Si hasta hace poco nos proponían el gasto desmedido, ahora nos proponen el ahorro salvaje.
¿Tan difícil es buscar el punto medio?.
Voy a poner un ejemplo: en el Centro de Salud de mi barrio se están recibiendo algunos materiales de poca calidad. Estas compresas esterilizadas son tan finitas que para curar una herida, en vez de poner una tienen que poner dos, con lo cual el tiro sale por la culata, porque se gastan dos cuando antes se gastaba solo una. El esparadrapo que traen ahora no pega, con lo cual para que pegue hay que dar varias vueltas y al final se gasta más que antes.
¿Cuando llegará la sensatez?

Lo que sé es que estas cosas pasan desde que la gestión sanitaria de mi zona la lleva un comercial. Antes la llevaba un  funcionario público.


Continuando con el desmantelamiento de la Sanidad de todos, ahora quieren cerrar el hospital de la Princesa.
Por el bien de todos, esperemos que no se salgan con la suya.
Así están las cosas. Ahora lo que toca es defender aquello que nos permite estar orgullosos de pertenecer a esta sociedad: la Educación y la Sanidad


9 comentarios:

mar dijo...

Darán marcha atrás? El barrio está que arde con esta medida que van a tomar.
Un saludo

el osorio dijo...

Esperemos que sí, Mar. El Hospital de la princesa es un símbolo de la sanidad madrileña, por su calidad y su nivel de investigación médica. Cerrarlo es como tirarle una bomba a los madrileños.

Anónimo dijo...

estan haciendo cosas inverosimiles, por ejemplo en mi centro medico siempre hubo diez personas, siguen estando las mismas, y sin embargo dicen que no te atienden porque no hay personal (mentira), y cuando vienen los de urgencias a casa te echan unas broncas tremendas criticando todo aunque estes enfermo son casi ya inhumanos, zombis-vivos.

Sinceramente creo y no me voy a equivocar seguro el tiempo lo dira, que si antes fue la picaresca del "fresco", ahora viene la picaresca de "los frescos", se basan en las mañas de que ahora estamos todos en crisis para hacer lo que les da la gana en algunos centros y los empleados ya sean publicos o no, que tienen que atender al publico se estan vengando del gobierno con los ciudadanos como si no tuvieramos bastante o como si tuvieramos la culpa de estar como estamos.

Esto no tiene tintes de que acabe es una dictadura encubierta, y una guerra sin armas, maltrato a los ciudadanos, sinvergonzoneria, ladrones, y frescos...mal rollo

Ahora ponen lucecitas de navidad, si no hay dinero porque gastarse esa pasta en lucecitas, que den de comer a tanta gente que no tiene, o que creen puestos de trabajo con esas lucecitas de los co....en fin me enervo. Maria

Matilde dijo...

Con una sencilla economía de "buen ama de casa", sin sisas e inmejorable adminsitración, nadaríamos en la abundancia.

el osorio dijo...

Hola, Matilde:) Las amas de casa al poder!

Anónimo dijo...

Bueno, bueno las amas de casa en realidad somos "Ingenieras Domésticas" y lo de día a día sacar aprobado en las asignaturas de esta eterna carrera (menú,vestuario,...)es de lo más complicado que te puede tocar, algunos de los que nos "gobiernan y gobernaron" jamás ejercieron de nada similar por eso en lo de administrar lo ajeno, lo de todos, lo del estado...pues tienen un vergonzoso suspenso con un antiquìsimo "Muy Deficiente".
Y claro, si privas de Educación y de Sanidad a la población, impera lo que facilita el camino a estos suspensos crónicos en "Ingeniería Doméstica"...en fin.

el osorio dijo...

Ojalá nos gobernasen las ingenieras domésticas. Otro gallo cantaría.

Las ideas de rodi dijo...

Muy buenos los comentarios, suscribo todos. SOBRESALIENTE.

lasideasderodi.blogspot.com

el osorio dijo...

O.K., Rody. Bueno, de momento la fuerte contestación del pueblo madrileño ha paralizado el proyecto de cerrar el hospital de la Princesa. Algo se va consiguiendo.