viernes, 31 de agosto de 2012

Pasear por el mercado de las ranas


Un plan sugerente para este sábado es pasear por el barrio de Las Letras (entre la plaza de Santa Ana y la plaza de Neptuno, aproximadamente) donde las tiendas sacan el género a la calle y se forma un mercadillo de lo más vistoso. Esto sucede cada primer sábado de mes. La alusión a los batracios proviene de que la calle Lope de Vega antiguamente se llamaba calle de Cantarranas, por unas charcas donde estos animalitos croaban en coro al anochecer.

jueves, 30 de agosto de 2012

Gran Via, 64



El edificio de Gran Via 64 presenta una fachada clasicista en la que se suceden los cuerpos verticales y horizontales, destacando el central, con pilastras de orden gigante. 

Foto: Carlos Osorio.

miércoles, 29 de agosto de 2012

Corrala en Mediodía Grande


En la calle Mediodía Grande nº 16, en el barrio de La Latina, pervive esta corrala o casa de corredor perfectamente visible desde la calle, ya que junto a ella hay un taller de automóviles e baja altura.

Foto: Carlos Osorio

martes, 28 de agosto de 2012

La estatua de Lorca


En la Plaza de Santa Ana de Madrid se encuentra la estatua de Federico García Lorca, obra del escultor Julio López Hernandez.
La estatua se realizó en 1984, al cumplirse los 50 años del estreno de la obra teatral Yerma, aunque por obras en la plaza su instalación se efectuó diez años despues.
En abril de 2011 unos vándalos arrancaron el pájaro que el poeta tiene en sus manos y hubo de ser reconstruido mediante fotografías al no existir molde del mismo.

Foto: Carlos Osorio

lunes, 27 de agosto de 2012

Churrería Santa Teresa


En la calle de Santa Teresa nº 14, cerca de la plaza de Alonso Martínez, huele a churritos recién hechos desde primera hora de la mañana. A eso de las cinco y media ya están calentando el aceite en
esta churrería tradicional, abierta según se cree en los comienzos del siglo XX. Posee un simpático rótulo pintado tras cristal.

Foto: Carlos Osorio

viernes, 24 de agosto de 2012

Gran Via, 60


Gran Vía, 60
Arquitecto: Emilio Ortiz de Villajos. Construido en 1930.
Edificio pensado para viviendas y oficinas. Resultó muy dañado en la guerra.
La fachada actual es de Casto Fernández Shaw y está coronada por una escultura de Victorio Macho (Un hombre desnudo con capa sostiene una casa) Se dotó de iluminación artificial para aumentar la expresividad de la original fachada. Las aplicaciones decorativas en bronce actúan como puntos de luz. El arco central está relacionado con el que tenemos en la Consejería de Cultura de la calle Alcalá. La fachada tiene una inspiración neoclásica con motivos greco-latinos y una clara afinidad con el Art Decó, cuyo máximo exponente es la estatua de Victorio Macho.
Casto Fernández Shaw editó la revista de arquitectura Cortijos y Rascacielos, cuyos anagramas están presentes en la reja del portal..


Fotos: Carlos Osorio.





jueves, 23 de agosto de 2012

Nuestros abuelos los carpetanos, 3


Hace 2300 años, nuestros antepasados carpetanos bebían una cerveza fabricada con trigo fermentado. 
Creo que aquí tenemos la clave de por qué nos gusta tanto ir de cañas a los de Madrid :)


La vida diaria de estas buenas gentes queda perfectamente explicada en la exposición del Museo Regional de la Comunidad de Madrid. Un pasado no tan lejano, pues en algunos pueblos de Madrid aún había quien cocinaba  con fuego sobre una trébede en los años sesenta. Y todavía en el último tercio del siglo pasado se veían en algunos pueblos, esas horcas de madera, las escobas de ramas, las guadañas y otros instrumentos que podemos contemplar en la exposición "Carpetania"


Y, por fortuna,  aún se recolecta la miel artesanalmente en algún pueblo de la sierra norte.


(Fotos tomadas en la exposición)

miércoles, 22 de agosto de 2012

Nuestros abuelos los carpetanos, 2


La mayor cantidad de restos arqueológicos de los carpetanos, primitivos pobladores de nuestra Comunidad, ha sido encontrada en el poblado del Llano de la Horca, en Santorcaz. Este poblado era un oppidum, o ciudad situada en un lugar alto y protegido.


La exposición sobre la antigua Carpetania del Museo Regional madrileño cuenta con unos espléndidos dibujos que nos ayudan a comprender cómo eran, cómo vestían, en qué se ocupaban nuestros antepasados.


La exposición nos permite por fin saber algo más de los misteriosos carpetanos, pueblo que dio origen al sobrenombre de Madrid: Mantua carpetanorum.
Al Este tuvieron los carpetanos por vecinos a los celtíberos, luchadores fieros que se hacían enterrar con armaduras y escudos. Su vecindario se ampliaba por el Norte a los vacceos, pobladores de los valles del Duero, Valladolid, Burgos y Soria. Moraban a su oriente los vetones, los que dejaron grandes figuras de tauros en piedra como los célebres verracos de la localidad abulense de Guisando. Y al sur, otro pueblo de estirpe ibérica, los oretanos, algo menos agrestes que los demás vecinos


Sus labores agropecuarias, el trabajo del barro y del hierro, son parte de un recorrido fascinante en el que podemos conocer la vida cotidiana de este pueblo.


martes, 21 de agosto de 2012

Nuestros abuelos los carpetanos, 1


Esta vasija fue hecha en el siglo II a. de C. muy cerquita de Villaverde Bajo, en el cerro de la Gavia.


Entonces poblaban estas tierras los carpetanos, un pueblo emparentado con los celtas que vivió en lo que hoy es Madrid entre los siglos III y I antes de Cristo.


La vasija fue encontrada en el poblado del cerro de la Gavia, descubierto al hacer el trazado del AVE Madrid-Valencia.


(Poblado de la Gavia. Foto: Carlos Osorio)

La vasija y muchos objetos de interés pueden verse en la exposición Carpetania, en el museo arqueológico regional de Alcalá de Henares hasta finales de Noviembre.
Una excelente excusa para ir a Alcalá.
*
Museo Arqueológico de la Comunidad de Madrid
Alcalá de Henares
Hasta el 25 de noviembre de 2012
Horario:
 Martes a sábados, de 11.00 a 19.00 horas
Domingos y festivos, de 11.00 a 15.00 horas







lunes, 20 de agosto de 2012

La antigua "Casa Carmencita"


 Hermosísima casa de comidas del año 1854 en la que se inspiraron, al olor de sus guisos, nuestros mejores poetas.
Aquí cenaron en varias ocasiones Federico García Lorca, Pablo Neruda, Rafael Alberti y Miguel Hernández. Este último se sentaba a escribir en una mesa que había hasta hace poco junto a la puerta.
La casa cuenta con unos espléndidos zócalos de cerámica, veladores de mármol, bancas, lámparas de gas, y una bonita portada en madera con rótulos de cristal. El nombre recuerda a la que fue su jefa: Carmencita López Gardoqui. La familia de Carmen tenía su dormitorio en lo que hoy es un comedor privado, y el cuarto de los niños en lo que hoy son los aseos. En las últimas décadas estuvo regentada por un buen cocinero, Patxo Lezama, luego pasó a ser un restaurante argentino poco respetuoso con la decoración histórica, y ahora ha recuperado su espeldor de la mano del cántabro Carlos Zamora, un chef especializado en cocina ecológica.

Se halla en C/ Libertad, 16. (Chueca)
Del libro:
Ediciones La Librería.

viernes, 17 de agosto de 2012

Gran Via, 58


El edificio de Gran Vía 58 es obra del Arquitecto: Luis López López. Fue construido en 1927,
destinándose a viviendas y oficinas, en la esquina con San Bernardo. Tiene desde hace cuatro décadas un curioso anuncio luminoso de una bebida tónica.
En sus bajos se hallaba hasta hace 3 años la perfumería Edouard, de 1950, uno de los comercios más elegantes y mejor decorados de este maltratado tramo de la Gran Vía.
Modernamente se ha instalado un café de una conocida franquicia en cuya primera planta se puede contemplar el paso de la gente por la Gran Vía.

Foto: Carlos Osorio

jueves, 16 de agosto de 2012

Recuperar la costumbre del alquiler


Desde tiempos remotos y hasta los años sesenta del siglo veinte, la opción mayoritaria de los madrileños fue el alquiler de la vivienda. Desde hace medio siglo, la compra se ha impuesto sobre el alquiler, sin que eso haya significado una mejora en la calidad de vida. Ser propietario significa entramparse de por vida y no permite la movilidad. La gente vive en un barrio y trabaja al otro extremo de la ciudad. Vivir de alquiler permite cambiarse y vivir cerca de donde uno trabaja, ganando un tiempo precioso para vivir, y no se destinan tantos recursos a pagar las onerosas y a menudo abusivas hipotecas.
Los poderes públicos deberían facilitar el acceso a la vivienda de alquiler, cambiando su objetivo de beneficiar a los constructores por el de beneficiar a los ciudadanos. Obligar a poner en alquiler la ingente cantidad de viviendas vacías sería una opción muy positiva.

miércoles, 15 de agosto de 2012

El encanto de los viejos cacharros






Paseando cerca del Palacio Real encontré una pequeña concentración de coches americanos de los cincuenta, y pensé ¿por qué nos llaman tanto la atención estos modelos antiguos?


Sin duda porque estos automóviles estaban hechos con paciencia, con un trabajo mitad mecánico mitad artesano que los convertía en piezas singulares. Y es que, por muy eficaces que resulten las cadenas de montaje donde todo es prefabricado, sin artesanía no puede haber belleza.


Fotos: Carlos Osorio.


martes, 14 de agosto de 2012

Hermosa portada de un local


En la Plaza de Matute nº 3, junto a la calle Huertas, me llama la atención la portada de un estudio de decoración, realizada con una ingeniosa combinación de tablillas de madera de diferentes formas.
El resultado es muy agradable a la vista. Enhorabuena al decorador: Erico Navazo.

Foto: Carlos Osorio.

lunes, 13 de agosto de 2012

Agua que has de beber


El colectivo artístico Luzinterruptus ha realizado una intervención urbana para llamar la atención sobre el abandono de las fuentes de agua potable. Estas son sus palabras:

"En Madrid se han perdido, en menos de 30 años, más del 50% de las fuentes públicas en servicio, que ahora aparecen desmanteladas, rotas, sin grifo para beber o simplemente secas.
Las razones no la entendemos muy bien, aunque las instituciones lo achacan a que somos gente poco cívica, que lava las jeringas de la droga o el coche en ellas…
A nosotros nos enfada mucho que para beber en el espacio público tengamos que comprar una botella de agua en un kiosco o meternos en un bar, por no hablar de la diversión a la que se priva a los niños que juegan en los parques y plazas. En Madrid, para encontrar una fuente, debes andar mas de 5 kms.
Para criticar este despego de la administración por un servicio público tan necesario y más en una ciudad tan calurosa como Madrid, hemos llevado a cabo una acción llamada Agua potable corriendo por las calles"


La acción fue realizada en la Plaza de las Comendadoras.
El autor de las fotos es Gustavo Sanabria.








viernes, 10 de agosto de 2012

Gran Via, 56


Quizá su mayor valor sea la sencillez y la escasa altura, en una zona donde los edificios a menudo son grandilocuentes. Me gustan estos edificios con una escala más humana. La combinación de cuerpos salientes y entrantes, de balaustradas y balcones de forja le da ritmo y lo asemeja a otro edificio de la zona, el de Gran Via 50.
No figura en la guía del COAM.

Foto: Carlos Osorio.

jueves, 9 de agosto de 2012

El cantón de limpiezas de la Costanilla


En la Costanilla de los Desamparados nº 15, muy cerca de la calle Atocha, pervive un cantón de limpieza que fue originariamente un enclave de la Dirección e Inspeccion de Aguas del Ayuntamiento.
No se sabe casi nada de este curioso lugar, en el que vemos una artística casilla con un arco carpanel geminado y un friso con una yeseria de columnas, producto de la preocupacion por la belleza y el historicismo existente en los comienzos del siglo XX.


Un bello marco para un cantón del servicio de basuras, testimonio de un tiempo en que habia un regusto estético incluso en edificaciones dotacionales e industriales.
El edificio del fondo, que da a la calle de Fúcar, perteneció en la primera mitad del siglo XX a la Beneficencia municipal. En la fachada a dicha calle hay un escudo almenado de Madrid.
En 2006, este complejo estuvo a punto de ser convertido en un centro de dotaciones sociales, que contaría con piscina, viviendas para jóvenes y aparcamiento robotizado. Una ilusion que se desvaneció, como la gran mayoria de los proyectos dotacionales de Gallardón para el centro histórico de Madrid.


Y aqui sigue el cantón de limpiezas, con su enorme limonero que cada primavera perfuma la calle con el aroma del azahar.


Fotos: Carlos Osorio

martes, 7 de agosto de 2012

El antiguo cementerio de San Sebastián


En el inicio de la calle de las Huertas, se halla el solar en el que estuvo durante varios siglos el cementerio parroquial de San Sebastián. 
Un basamento de silleria de granito y una rejería son lo unico que queda de dicho camposanto. En 1809 José Bonaparte prohibio los enterramientos en el interior de la ciudad y poco a poco este cementerio quedó sin uso.


Aquí estuvo enterrado temporalmente Lope de Vega, cuyos restos se extraviaron. Tambien fueron sepultados los grandes arquitectos madrileños del XVIII: Ventura Rodriguez y Juan de Villanueva.  Aquí fue enterrada la bella actriz Maria Ignacia Ibañez, muerta en 1722, con solo 25 años, a causa del tifus. Cuentan que su enamorado, el escritor José Cadalso, enloquecio de dolor y trató de desenterrar a su amada para llevársela, lo cual impidieron sus amigos. No existe confirmacion de este suceso, y mas bien parece que las gentes crearon la leyenda mezclando hechos reales con hechos narrados por Cadalso en su novela "Las noches lúgubres"



Tras décadas en desuso, en 1889 se instalo aqui una floristería. Este puesto de flores fue mencionado por Galdós en su novela Misericordia. Tras la guerra civil, se plantó aqui un olivo, que con el tiempo ha adquirido un tamaño considerable.


Fotos color: Carlos Osorio


lunes, 6 de agosto de 2012

Los Caracoles


"Los caracoles", así de explícito es el nombre de esta tasca, una de nuestras tabernas de toda la vida, especializada en un molusco que hasta mediados del siglo veinte abundaba en las huertas del río Manzanares.
La tasca se abrió a comienzos del siglo XX con el nombre de Juan Bueno. 
Conserva su relumbrante fachada pintada de rojo, el color del vino tinto, como solían estar pintadas todas las tabernas. Galdós decía que la calle de Toledo era roja por el elevado número de tiendas de vino, más de ochenta en los inicios del siglo XX.
En Los caracoles mantienen su perolo de ricos moluscos (para mí lo mejor es la salsa, algo picante) en una barra animada donde corren las cañas bien servidas. Los domingos, día de Rastro, se llena hasta la bandera.
Se halla en la calle Toledo, 106, metro Puerta de Toledo.

sábado, 4 de agosto de 2012

Orgullo y vergüenza


Viajar me ha servido para valorar mi país, y la verdad es que me parece un sitio estupendo para vivir. Me gusta España, me gusta el carácter campechano y amigable de la mayoría de las gentes de aquí.
Hay muchos motivos para sentirse orgulloso de este país: una historia muy rica y muy intensa, un pueblo luchador y aventurero donde los haya, con muchos aciertos y muchos errores, como todos los pueblos que se han  echado a la mar. Orgulloso del arte que se ha producido aquí: los mejores pintores clásicos y modernos. Orgulloso de los logros deportivos. También de la cocina, la mejor del mundo a mi modo de ver.
Un pueblo, unos pueblos, los pueblos de España, con una riqueza cultural y lingüística excepcional.
También tengo motivos para sentir vergüenza. Aquí hay demasiada tolerancia con la corrupción, y es hora de empezar a erradicarla de una vez por todas. 
Ahora bien, si he de elegir lo que más me hace sentir orgulloso, pues no tengo duda: estoy orgulloso de nuestra Sanidad y de nuestra Educación públicas.
Afortunadamente, aquí cuando uno se pone muy malito, no tiene que ir con un maletín cargado de dólares para que le operen.
Afortunadamente, tenemos una Educación pública extraordinaria, aquí estamos formando a los mejores profesionales del mundo que, por desgracia, se están teniendo que ir a trabajar fuera.
Si yo fuera político y me dedicase a deteriorar intencionadamente la Sanidad y la Educación públicas con la torpe finalidad de tratar de rellenar el pozo sin fondo de la banca, pues, qué quieres que te diga, se me caería la cara de vergüenza.


viernes, 3 de agosto de 2012

Gran Via, 54


Conocido como Edificio Rialto, por el teatro del mismo nombre, este edificio fue construido a fines de los años veinte por José María de Mendoza Ussía y José de Aragón.
Con el tiempo ha perdido varios de los pináculos y cupulillas de su parte superior, y digo yo que no estaría de más intentar recuperarlos algún día.
El Teatro comenzó llamándose  Cine Astoria, luego pasó a ser el Rialto y hoy tiene el nombre de una marca de telefonía. En sus bajos estuvo el bar-cabaret J¨Hay.

Foto: Carlos Osorio

miércoles, 1 de agosto de 2012

Con ellos no va la cosa


Fijaos en lo limpita y reluciente que está la fachada de esta tienda de sprays.


Y ahora mirad como están la mayoría de las puertas y fachadas de las casas de mi barrio.
¿No os parece una contradicción?
Pues así son las cosas. Las dos tiendas de sprays que hay en el centro de Madrid son quizás las dos únicas tiendas del centro que no están llenas de pintadas.
Pues no lo entiendo, francamente. No entiendo que nos pinten las puertas sin consultarnos, ni que se puedan vender sprays así como así, ni que el Ayuntamiento no haga nada al respecto...pero sobre todo no entiendo que ellos no y los demás sí. Está claro que con ellos no va la cosa.