sábado, 26 de abril de 2014

Un baño en el Hammam de Madrid



Aprovechando un antiguo aljibe de la época de los Austrias, el Hammam de Madrid, situado en la calle Atocha nº 14, cerca de la plaza de Benavente, ofrece al fatigado urbanita la oportunidad de darse un respiro:
un baño y un masaje a un precio accesible. 
El Baño de tipo Árabe consta de tres estancias de agua con diferentes temperaturas: una templada a 36ºC, una sala caliente donde el agua llega a los 40ºC y la sala fría con una temperatura de 18ºC. Los contrastes térmicos generados por el baño realizado de forma alternativa en aguas a diferentes temperaturas ofrecen relajación y favorecen la circulación.
En la sala de vapor la piel termina de prepararse para el masaje. En la sala de reposo se puede disfrutar de una fuente de té y del Rincón de los Aromas, donde uno puede elegir la esencia que desee para la piel.
Hay dos tipos de masaje:
· El relajante, que se aplica lentamente, con una presión firme y progresiva en la espalda, en las piernas o en ambas zonas con el objetivo de proporcionar una sensación de calma. 
· El tradicional, es un masaje purificante sobre piedra caliente, con guante de kessa y jabón de uva roja. Esta técnica combina el proceso de renovación de la piel con técnicas manuales para la relajación muscular.
Una experiencia relajante en un sitio con encanto.


2 comentarios:

Las ideas de rodi dijo...

Hola Carlos. Sólo de ver la foto y leer la descripción que haces de los masajes, le entran a una ganas de hacer un hueco en la agenda para darse un capricho así.
Un saludo.

RODY

el osorio dijo...

Hola, Rodi, dan ganas. ya lo creo.