viernes, 13 de junio de 2014

Vestigios de la guerra en Madrid



La Guerra Civil de 1936 , además del enorme daño humano causado, significó la pérdida de cientos de edificios y cuantiosos daños en muchos de ellos.
Madrid pertenece al grupo de ciudades mártires que han sufrido bombardeos durante un largo período de tiempo: nada menos que tres años seguidos.
Pese a ello, hoy es difícil reconocer huellas del trágico pasado, porque todo ha sido restaurado o renovado.


En las imágenes superiores podemos ver uno de los poquísimos edificios que conserva huellas visibles de los bombardeos. Está situado en la calle Travesía del Conde Duque haciendo esquina a la calle de Manuel.


En el parque del Oeste, además de los tres búnkeres que hemos mencionado en un reciente post, podemos ver impactos de balas en un monolito aislado y en el monumento a Federico Rubio, cuyo busto superior hubo de ser reconstruido íntegramente.



Quizás la mayor concentración de restos de la guerra es la línea de trincheras y túneles que se haya en los cerros yesíferos que rodean al río Manzanares , entre Villaverde Bajo y Rivas-Vaciamadrid.


Estos túneles se extienden a lo largo de unos quince kilómetros y no gozan de ninguna protección.


Entre los años 50 y 80 algunos de ellos fueron habitados por familias de inmigrantes llegados de las provincias menos desarrolladas.


Este patrimonio relacionado con nuestra historia merece ser conocido, valorado y protegido,
ya que al igual que los restos del Real Canal del Manzanares, la línea defensiva del Frente de Madrid
se halla en un total abandono.


Proteger nuestro legado y favorecer el conocimiento de nuestra historia reciente a través de exposiciones y centros de interpretación sería una buena idea de la que podrían tomar nota nuestras instituciones.


Fotos: Carlos Osorio.


3 comentarios:

Roncalis dijo...

¿Estás seguro de que los impactos en los ladrillos de la Travesía de Conde Duque son de metralla?

Anónimo dijo...

Si la memoria histórica es un polvorín en cuanto a fosas comunes y algún homenaje a violadores de mujeres sin arrepentirse mientras aluden a sus méritos de cuerpo militar,me imagino que destinar ahora presupuesto a eso que dices iba a seguir levantando ampollas habiendo otras necesidades que tardan en cubrirse.Saludos.Acacia.

el osorio dijo...

Sí, son el resultado de un bombardeo, Roncalis.
Hola, Acacia, se puede y se debe exponer la historia desde un punto de vista neutral.Los pueblos que olvidan la historia están condenados a repetirla.