jueves, 1 de enero de 2015

El edificio Torres Blancas


Muy buenas! Empezamos el año comentando uno de mis edificios contemporáneos favoritos:
Torres Blancas.


Lo primero que nos llama la atención de este edificio de la Avenida de América es el nombre.
¿Por qué torres, en plural y no torre en singular?
Pues porque iban a ser dos torres gemelas y solo se hizo una, al parecer por las trabas que puso el Ayuntamiento.
¿Y por qué blancas, si es de color gris?
Porque era muy costoso recubrirlas de cemento blanquecino y además decían que el color blanco podía deslumbrar a los conductores que llegaban por la A-2.


¿Y quién fue el arquitecto que lo construyó?:

Francisco Javier Sainz de Oiza (Navarra 1918-Madrid 2000)


¿Cuándo se hizo la torre?

Este magnífico edificio, de 71 metros de altura, con 21 plantas, se construyó entre 1964 y 1968.


El arquitecto se trasladó a vivir a su torre. Esto es algo que deberían hacer todos los arquitectos, vivir en los edificios que fabrican, al menos una temporada. Así se harían edificios más habitables.
En la imagen inferior, Oiza en el atractivo portal del inmueble.




Vista desde una de las ventanas superiores en la que se aprecia la riqueza de esta arquitectura organicista.

Foto: Metalocus.es

En la imagen superior uno de los apartamentos que conserva parte de su decoración original.


Y para terminar, una vista del edificio Torres Blancas desde el satélite de Google.
Bonito ¿Verdad?





6 comentarios:

Jeremías Ortiz de Gamurva dijo...

¿Es posible visitar alguna parte del edificio? (Aparte del exterior, claro).

Doña Umé dijo...

Edificio fascinante donde los haya.
No se si será una leyenda urbana, pero se dice que john malkovich es propietario de uno de esos pisos.
Gente con suerte...
Un abrazo.

Antonio Iraizoz dijo...

Continuando con la leyenda urbana de doña Umé, el tal Malkovich si que es propietario de los glamurosos restaurante Bica do sapato y discoteca Lux junto al rio, en Lisboa.
Un abrazo

Doña Umé dijo...

Jeremías:
Tengo entendido que en alguna ocasión, y con motivo de La Semana de La Arquitectura, se ha podido visitar, aunque no sé exactamente qué parte del edificio.
En estos momentos, el portero, no te permite ni siquiera pasar al portal. Es lógico que no se arriesgue a tener problemas con los vecinos.

Don Bernardino dijo...

También hubo mucho politiqueo para no permitir levantar la segunda torre. Sáenz de Oiza, a pesar de su pertenencia al Opus, había caído en desgracia y se le trató de ningunear desde todas las instancias oficiales y lobbies de presión. Pero esta es otra historia.

el osorio dijo...

Ese tal malkovich es sin duda un tipo con gusto y con personalidad. Siempre que viene a Madrid suele visitar el Café Comercial.