lunes, 1 de febrero de 2016

El padre Llanos




José María  de Llanos Pastor (1906-1992) fue un sacerdote madrileño que hizo de su vida un servicio a los más desfavorecidos.
Licenciado en Química, se despreocupó rápidamente de las reacciones entre las moléculas y se interesó vivamente por sus propias reacciones ante el sufrimiento ajeno.
En 1955 se instaló en el poblado chabolista del Pozo del Tío Raimundo y luchó hasta que vio convertido aquella barriada miserable en un barrio habitable y digno como cualquier otro.
Ayudó con sus manos a construir habitáculos para los que no tenían techo, y de la misma forma, el jesuita ayudó a impedir que las autoridades derribasen estas casuchas mientras no se ofreciese a cambio una vivienda digna a sus moradores.


El Pozo cuando llegó el padre Llanos


El Pozo en nuestros tiempos.

"El cura rojo" como le llamaban algunos, viajaba en el destartalado autobús que comunicaba el Pozo con la ciudad. Este autobús estaba en un estado lamentable y sus ventanas no tenían cristales. Un día el padre Llanos entregó cincuenta céntimos al cobrador. 
-Perdone, pero cuesta una peseta- le dijo este.
-Mire usted, la mitad del autobús está rota, y yo solo pago por la otra mitad.
El resto de los viajeros le imitó, hasta que acabaron poniéndoles un autobús en condiciones.

El padre Llanos ayudó a crear escuelas y asociaciones en su barrio, y fue uno de los impulsores de las Comisiones Obreras.
Su casa siempre estuvo abierta a todo el mundo: pobres, drogadictos, parados,...

Fue partidario de una iglesia de los humildes, acogedora e integradora.

También luchó por la Democracia y las libertades de que gozamos hoy en día.
En el sencillo monumento que le recuerda en Vallecas figuran estas palabras:

Foto: Wikipedia.

José María de Llanos. Ciudadano del Mundo siempre. Vecino del Pozo desde 1955.

"No hacer daño jamás,
jamás a nadie.
Que ya no se amar de otra manera
ni hablar nunca de nadie nada malo
ni de mí nada bueno tan siquiera.
Defendiendo al ausente, sea quien sea,
profesando el callar"



2 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Hay personas que no debieran morir nunca...

el osorio dijo...

Y en cierto modo uno tiene la sensación de que padre Llanos sigue vivo, Campu...