martes, 10 de mayo de 2016

Soneto a Madrid




Centro de España, corazón, latido
de fecundas y unánimes orillas
almena singular de las Castillas,
faro de luz, señero y repartido,

eres un libro abierto y ofrecido
- siete estrellas, setenta maravillas -;
sabe bien a qué altura creces, brillas,
quien con amor a diario te ha leído.

Corte con lu lección de cortesía,
tesoro de tu sol a mediodía,
y en los ocasos con tus oros viejos...

Madrid, no rompeolas, atalaya,
ciudad para vivir donde las haya
y evocación de un sueño si estás lejos.

José García Nieto.