martes, 28 de junio de 2016

Arte topiario en Madrid



La poda ornamental también se conoce como arte topiario. Topiario viene del latín Topiarius, que significa creador de lugares o creador de jardines.
Se trata de ir podando los árboles con intención artística para que adopten formas geométricas.
Este arte, practicado en jardines de diversos estilos (renacentista, neoclásico, versallesco) tuvo un especial desarrollo en Madrid en el siglo XX. Son especialmente atractivos los cipreses del parterre del parque del Retiro, con esas formas globosas que vemos en la primera imagen.


El arte topiario está muy presente en los jardines de Sabatini y en la Plaza de Oriente.


También en los jardines de Cecilio Rodríguez, en El Retiro. Este tipo de poda ornamental tuvo mejores momentos en el pasado, cuando existía la escuela de jardineros de Madrid y los parterres estaban a cargo de jardineros expertos. Hoy los cipreses están casi todos torcidos y perdiendo el compás, como si los regaran con vino.


Una variante del arte topiario es la creación de figuras con plantas enredaderas. Previamente se crea un armazón con alambre, y se deja que la planta cubra el armazón para luego recortarla.
Es el caso del Bosque Encantado de San Martín de Valdeiglesias, un lugar muy visitado por familias con niños.