lunes, 13 de junio de 2016

Frases de Miguel de Cervantes




-Confía en el tiempo, que suele dar dulces salidas a muchas amargas dificultades.

-La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y debe aventurar la vida.

-Encomiéndate a Dios de todo corazón, que muchas veces suele llover sus misericordias en el tiempo que están más secas las esperanzas.

-Amor y deseo son dos cosas diferentes; que no todo lo que se ama se desea, ni todo lo que se desea se ama.

-Las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.

-La senda de la virtud es muy estrecha y el camino del vicio, ancho y espacioso.

-Si los celos son señales de amor, es como la calentura en el hombre enfermo, que el tenerla es señal de tener vida, pero vida enferma y mal dispuesta.

-El que no sabe gozar de la ventura cuando le viene, no debe quejarse si se pasa.

-El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho.

-La verdad adelgaza y no quiebra, y siempre anda sobre la mentira como el aceite sobre el agua.

-Amistades que son ciertas nadie las puede turbar.

-La música compone los ánimos descompuestos y alivia los trabajos que nacen del espíritu.

-Sé breve en tus razonamientos, que ninguno hay gustoso si es largo.

-Come poco y cena menos, que la salud de todo el cuerpo se fragua en la oficina del estómago.

-La abundancia de las cosas, aunque no sean buenas, hacen que no se estimen, y la carestía, aun de las malas, se estima en algo.

-Más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo.

-Los delitos llevan a las espaldas el castigo.

-Mientras se gana algo no se pierde nada.

-No desees y serás el hombre más rico del mundo.


Recordando a Cervantes en el 400 aniversario de su muerte.