miércoles, 8 de junio de 2016

Gracias por tu visita! Y van dos millones!


En estos días, el blog "Caminando por Madrid" ha llegado a los dos millones de visitas.


Fue en 2008 cuando el blog empezó a caminar.
Entonces la foto de portada eran las recientes cuatro torres desde la valla de la Quinta del Pardo.


Actualmente la portada refleja la Plaza del Alamillo.
Caminamos con los ojos muy abiertos, mirando con curiosidad y también haciéndonos preguntas.
¡Seguimos Caminando por Madrid!

¡¡Muchas gracias por tu compañía!!

11 comentarios:

josia dijo...

Gracias a ti

Campurriana Campu dijo...

Gracias a mi amor por Madrid, os conocí.
A esos blogs personales que miman una de mis ciudades como merece.
Recientemente, falleció mi querido Ripley. Con sus fotografías y su especial forma de ser, creó el Madrid de Ripley.
Tantas ciudades como miradas.

Gracias a ti. A vosotros.

Pedro Bonilla dijo...

Enhorabuena, Carlos.
Como asiduo visitante de tu blog, no puedo sino felicitarte por tu labor de divulgación sobre los encantos de esta a veces insoportable Madrid.
Brindaré por ti en alguna de las tabernas de l viejo Madrid o sentado a la fresca de la Plaza del Alamillo

Odranoel dijo...

Gracias por tu blog!
Por tus comentarios
Por tus fotos
Por tus visitas

Nada extraño que hayas alcanzado los millones de visitantes

Pascual G-E L dijo...

Felicidades Osorio y que cumplas muchos millones mas......

Jeremías Ortiz de Gamurva dijo...

¡Y que sean muchas más!

el osorio dijo...

Gracias por las gracias, valga la redundancia, un abrazo a todos y de verdad se agradece vuestro comentario de apoyo.

Antonio Pasies Monfort dijo...

Dos millones de parabienes Carlos. Eres el amo. Un fuerte abrazo

el osorio dijo...

Ya brindaremos por esto y por nuestras tabernas en general!

Carmen Martin dijo...

Felicidades Carlos!!
Como seguidora fiel de tu blog y de tus "Paseos por Madrid", darte las gracias por tus interesantes y amenas publicaciones diarias sobre un Madrid al que cada día conozco mejor.

el osorio dijo...

Muchas gracias, Carmen, un abrazo!