martes, 12 de enero de 2010

Casa Paulino


En 1954, Paulino, un chamberilero de pro que trabajaba de cocinero, estaba prendado de una cocinera llamada Paca, pero no tenían el dinero suficiente para hacer proyectos. La suerte quiso que a Paulino le tocara la lotería y, junto con Paca montaron su casa de comidas: Casa Paulino, en Alonso Cano, 34. La pareja tuvo dos hijos: Javier y Paulino. Este último es quien sigue con el negocio.
La clave de su éxito arrollador se encuentra en su cocina tradicional con algunas innovaciones, su excelente calidad y sus precios moderados.
Especialidades: su escalibada con queso de cabra, su salmón a las uvas, su solomillo con foie al vino tinto, la merluza a la bilbaína, las lentejas, la lasaña de morcilla, etc.
Foto: C. Osorio

2 comentarios:

Commedia dijo...

La lasaña de morcilla... ¡ay!
Toda la vida viviendo en Chamberí y ahora me entero que nos llamamos "chamberileros". :-D

MadridCoolBlog dijo...

Cada vez que paso por la puerta se me hace la boca agua, pero todavía no he encontrado la ocasión de entrar, espero que en este 2010 se me cumpla.