domingo, 2 de enero de 2011

Juguetes que marcaron una época

En los años 60 y primeros 70, hubo una serie de juguetes que dejaron huella en los niños de mi generación. Hoy quiero dedicarles un recuerdo a juguetes como: "Magia Borrás" (Este juego lo creó la empresa Borrás en 1933 y tuvo sucesivas versiones. En la foto, la de 1959)
Los "Juegos Reunidos" fueron asímismo comercializados por la casa Borrás y a fines de los 50 les ganó la partida la casa valenciana Jeyper. Jeyper fueron los juegos que yo tuve y que tantas tardes de entretenimiento me proporcionaron. Quiero recordar también a la casa Exin, cuya historia cuenta una interesante web, que nos legaron juegos memorables como el "Meccano". El meccano fue un invento inglés que llegó a España en los años 30. Otros juegos de Exin muy populares fueron el "Exin Castillos", "el cine Exin", "madelman" y el "scalextric". Este último procedía del "Scalex" juego inventado en Francia en 1947, cuya versión española se presentó en 1962.





5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin olvidar el maravillos Cine Exin, que sentó las bases de tanta afición cinéfila en algunos de nosotros... ;-)

María

aveclemonde dijo...

Hola!
FELIZ AÑO!
Yo ayer también estuve paseando por los alrededores del lago de la casa de campo, pero andando. Envidio a la gente que va en bicicleta aunque yo ya no aprenderé.
Si tuviera que hacer una selección de juguetes seguro que en ella estarían todos estos, desde luego me parecen mejores que cualquier vídeojuego y eso que mi hija va a hacer un guión para estos juegos.
Bueno, espero continuar este año pasando por tu blog.
Que tengas un buen año.
Un saludo.

el osorio dijo...

Saludos, María y Aveclemonde. No me parecen peores juegos los videojuegos, lo que pueden producir a veces es la sensación de que uno juega con otros y en realidad juega solo. Creo que el juego compartido es siempre mejor.

Don Bernardino dijo...

Osorio, creo recordar que el precedente del Cine Exin se llamaba Cine Nic, los juguetes de Exin eran de los setenta ya muy avanzados. El que yo tenía no era el de la foto, de plástico, sino de fina chapa de hierro de color gris azulado. Venía acompañado por rollos de película, que era una especia de pergamino, en blanco, de tal manera que yo mismo pintaba y coloreaba mis propias películas. De mis tíos conservaba otro Cine Nic, una reliquia que esa sí que era de chapa bien dura, pintada en negro con una cierta textura rugosa. También un Meccano mucho más antiguo que el de la foto, un juego de mesa que creo se llamaba el Mandarín, un juego de arquitectura de piezas de madera coloreadas, un ajedrez de piezas y tablero de madera, otro juego de preguntas y respuestas que debía llamarse algo así como 'el mago electrónico' y que consistía en un circuito eléctrico perforado en el cual había que introducir sendas clavijas y si acertabas se iluminaba una bombilla y no sé cuántos más, todos de los años 30 o 40. Auténticos tesoros que se quedaron en el domicilio familiar y que confío en que mis hermanas menores no los hayan tirado a la basura, como hicieron al independizarme con mi Cine Nic, mi cámara Kodak Browning, mi Cheminova, mis insignias y proeles de la OJE, mis cochecitos en miniatura, mi tren Payá, mis tebeos, en fin, todas mis pequeñas propiedades infantiles.

el osorio dijo...

Muy interesante tu aportación, Bernardino. Ahora recuerdo que el cine metálico y de manivela que yo tuve de enano era el cine Nic. No me acordaba del nombre.