domingo, 19 de junio de 2011

Conferencia en el Ateneo: la penalización del prostituidor

Este lunes 20 de Junio a las 19, 30 horas hay una conferencia en el Ateneo de Madrid, en la C/ del Prado nº 21.
Se titula "La penalización del prostituidor en Europa". Me parece un tema muy interesante, ya que la única manera de empezar a frenar la trata de personas con fines de explotación sexual es multar a los prostituidores, es decir, a los clientes.
Según los informes de la policía y de la guardia civil, el 90% de las mujeres prostituídas son explotadas sexualmente por terceras personas. Ya va siendo hora de ir avanzando hacia la desaparición de esta forma de maltrato.

7 comentarios:

Miguel Ángel de Móstoles dijo...

También se podía legalizar, no como ahora, de manera que tuvieron los mismos derechos y obligaciones que cualquie otro trabajador.

Puestos a ilegalizar, que sea del todo o nada.

el osorio dijo...

La prostitución no está prohibida, apreciado Miguel Angel, se puede ejercer con libertad. El caso es que en los países donde se ha legalizado, las mafias de la trata campan por sus respetos y paradójicamente, las prostitutas han tenido una mayor indefensión. Me pregunto: ¿Todo es legalizable? ¿Se puede legalizar la esclavitud? ¿Se puede llamar "trabajo" al hecho de que un individuo que no te atrae en absoluto se suba encima tuyo y jadeándote en la oreja se dedique a satisfacerse usando tu cuerpo?

Anónimo dijo...

Con esta lacra sólo los hombres, en la mejor, más amplia y limpia acepción de la palabra, pueden terminar.
Matilde
(No me aclaro con la cuenta Google que utilizo otras veces)

Cliente X dijo...

Entro en este blog sabiendo que quizá no sea bienvenido, así que hablaré con humildad y prudencia. No voy a tratar de convencer a nadie sino simplemente a clarificar conceptos e invitar a quienquiera que lo desee a conocer mejor un tema antes de sacar conclusiones precipitadas.

Carlos, realmente me alegra que te preocupe la situación de estas mujeres... ¿pero la conoces de verdad? Según parece tienes las cosas muy claras, aunque mi consejo es que esuches una segunda opinión, que siempre es saludable.

Mira, lo que dijo el teniente D. José Luis González Álvarez de la Unidad Técnica de la Policía Judicial de la Guardia Civil fue que el 90% de las mujeres que había encontrado en las inspecciones administrativas (léase redadas) en los clubes eran EXTRANJERAS. No se contabilizan pisos, agencias, independientes... Sólo una lectura muy interesada de semejante afirmación puede llevar a creer que son "prostutidas", es decir, que ejercen la prostitución de manera coaccionada, en contra de su voluntad.

De hecho el informe de la GC reconoce que el hecho de que el ejercicio de la prostitución no esté reconocido como actividad laboral COMPLICA la actuación
policial contra el tráfico de seres humanos, y que (cito textualmente) "Ahora muchas de 1as mujeres se culpan, e incluso
se ofrecen ellas mismas a las organizaciones, sabiendo
desde el primer momento que van a trabajar como prostitutas. Por tanto se observa que la explotación va teniendo un carácter mas laboral que sexual".

También hemos de diferenciar el término explotación sexual de la esclavitud sexual. Es cierto, en el sentido estricto del término, que el 90% (si no es más) de estas personas están siendo "explotadas". Pero eso no significa que alguien las coja y las ponga a putear en contra de su voluntad, sino que OBTIENE UN BENEFICIO ECONÓMICO gracias a su actividad... lo cual las sucedería igualmente si se pusiesen a poner copas o trabajasen para un supermercado o de dependientes en cualquier tienda. De hecho, si usted es un asalariado, le están explotando. Es más, sensu stricto, TODOS estamos siendo "chuleados" por el mayor macarra existente que es Papá Estado ya que hemos de pagar impuestos. Y estos sí son obligatorios y se obtienen de manera coactiva, contra nuestra voluntad.

Cliente X dijo...

Hay muchas maneras de legalizar. El modelo australiano es para mí el más exitoso, ya que parece tener en cuenta (aunque sólo sea parcialmente) a quienes ejercen esta actividad y no únicamente los motivos que tradicionalmente le han preocupado al legislador a la hora de abordar la prostitución (orden público, control sanitario y cobro de impuestos).

Lo que es un hecho es que la situación de subregulación existente en España (no de alegalidad, porque la prostitución realmente se halla regulada casi al milímetro: zonas en las que se puede ejercer, horarios, fiscalidad, etc... sólo que sin arreglo a la legalidad) vulnera terriblemente los derechos de estas personas relegándolas de facto a un status de ciudadanas de segunda categoría. Créeme que uno de sus menores problemas es el hecho en sí de acostarse con uno u otro tipo, se vé que no has hablado ni un poquito con ellas. Ejercer la prostitución conlleva, tal y como están las cosas actualmente, otros muchos y más graves problemas como la necesidad de pagar grandes sumas a los recaudadores (que no controlan a las chicas sino los lugares donde se ejerce la prostitución, no las obligan a prostituirse sino que las cobran por hacerlo y si no pagan NO LAS DEJAN proseguir su actividad: han de PAGAR POR TRABAJAR); de estar PERMANENTEMENTE AMENAZADAS de que se las lleven a los calabozos o detengan a sus parejas acusándoles de proxenetismo si no son puntuales en los pagos o, peor aún, de que les digan a sus familias que ejercen la prostitución; o de tener que aguantar el rechazo y desprecio social que gente como usted alimenta. Y encima ahora vais y queréis dejarlas sin trabajo, con lo mal que está la cosa. Un poquito de sensibilidad y de respeto al más débil, esto de tener un discurso salvacionista a la vez que se las da palo resulta absolutamente grotesco.

Pero me molesto en escribirle porque siempre puede existir la posibilidad de que usted ignore esta realidad, en el caso de que la conozca y su objetivo sea enmascarar sus auténticas intenciones con un discurso buenista pues no hay nada que hacer. Desde luego me gustaría que eventos como éste tuviesen mayor difusión, para que la ciudadanía conociese las propuestas abolicionistas.

Un saludo.

el osorio dijo...

Hola, Cliente X, todo el mundo es bienvenido a este blog mientras se exprese con educación y respeto. Tú manifiestas dudas de que conozca la situación de la que hablo y eso no es un buen comienzo, porque procuro hablar de cosas de las que estoy mínimamente informado. Siento no estar de acuerdo contigo, ni en la forma ni en el fondo. En la forma, porque esos gestos de humor como "burdel king" me recuerdan a expresiones como "mujeres de vida alegre" creadas para ocultar la tristeza de la explotación de personas con fines sexuales. No me parece que el caso de Australia sea modélico, ya que precisamente por su legalización, la policía no tiene el menor interés en proteger a las prostitutas de ese país, que en muchos casos están abandonadas a su suerte. No se puede comparar la explotación laboral con la explotación sexual, eso es una solemne frivolidad propia de los que son incapaces de ponerse en el lugar del otro.
Estimado "cliente X", disfrutemos del sexo todo lo que podamos y empecemos a abolir la explotación sexual de las personas.

Cliente X dijo...

Hola, años después he vuelto a encontrar esta página y leo tu respuesta. No le di a seguimiento y me olvidé.
Bien, desde el respeto te digo que yo llevo mucho tiempo conociendo este mundo desde dentro y que determinadas afirmaciones sólo se pueden hacer o bien desde la más absoluto ignorancia o la manifiesta voluntad de engañar. Efectivamente buena parte de la prostitución en España sirve para lucrar a terceras personas... como cualquier trabajo. Lo que entiendo es que se debería perseguir cuando esas condiciones fuesen abusivas, no en cualquier circunstancia. Pero cierto es, y lo reconozco, que la inmensa mayoría de la prostitución tal y como se ejerce hoy en día puede ser (y de hecho lo es) perseguida con el código penal en la mano. Cuestión aparte es si beneficia o perjudica a las propias prostitutas, lo que sabrías si conocieses personalmente a las chicas.
Actualmente considero que el modelo más deseable sería la decriminalización neozelandesa porque evita que las prostitutas puedan sufrir la mayoría de los abusos que vienen padeciendo bajo el resto de marcos legales. Sin embargo reconozco q es inviable aquí y q probablemente el mejor de los modelos posibles un tipo de reglamentación decimonónica centrada es aspectos fiscales, administrativos y sanitarios como la que propone Ciutadans.
Gracias por permitirme opinar y ahora ya sigo esta entrada.