lunes, 27 de junio de 2011

Las hojas que caen en el verano

Casi todos los años, por estas fechas, suelo poner orden en mis estanterías. Entonces me encuentro con un periódico doblado y aplastado bajo el peso de los libros y me digo: ¿Qué diablos hace aquí este periódico? Y cuando me dispongo a echarlo a la bolsa del reciclado, comienzan a caer de entre sus hojas, toda una serie de hojas (valga la redundancia). Son las hojas que cogí en otoño caminando por Madrid y que guardé entre papeles para que no perdieran sus colores. Luego pasan los meses y me olvido de que las guardé y por eso caen de su periódico en verano.
Cada año las hojas son distintas. Según la climatología, más o menos lluviosa o soleada, cogen distintas tonalidades y aumentan o disminuyen sus manchas y dibujos.
Entonces me doy cuenta de que en dos o tres meses volverá el otoño, ¡qué rápido pasa el tiempo! y de nuevo andaré recogiendo hojas caídas por las calles de Madrid.

Foto: Carlos Osorio.

2 comentarios:

pilar dijo...

Saludos de otra recogedora de hojas en otoño que además recoge pétalos de flores en primavera.

el osorio dijo...

Saludos, Pilar. Esos son los tesoros que más enriquecen la mirada.