domingo, 4 de diciembre de 2011

El monasterio de Bonaval en peligro

 El Monasterio de Bonaval, del siglo XII, cuenta con una de las iglesias más representativas del arte cisterciense español. En las últimas décadas, muchas voces han reclamado la atención de las autoridades culturales locales y nacionales para evitar que se venga abajo este monumento. Ha sido como clamar en el desierto, porque nadie ha hecho nada hasta el momento.
 Recientemente se ha desplomado el ala donde estaban las dependencias de los monjes, como se puede ver en la foto.
 A ver si alguien nos oye y evita el desastre. El monasterio necesita obras urgentes de consolidación para evitar que se desplome.

Firma contra el abandono de Bonaval
Fotos: Carlos Osorio.

4 comentarios:

Doña Umé dijo...

Otro más de los monasterios del Císter (bellísimos todos ellos por otra parte) abandonado, y en serio riesgo de ser pasto de los saqueadores de obras de arte o, lo que queda de ellas.
Está ocurriendo continuamente ante la dejadez de los organismos competentes.
No sé si habréis oído hablar del Monasterio de Santa Mª de Rioseco, en el valle de Manzanedo de las Merindades burgalesas. Otra joya
en peligro de desaparecer.

Me encantan los monasterios. Me parecen lugares llenos de magia y misterio.
Con tu permiso, Carlos, dejo el enlace. Muchas gracias.

http://santamariaderioseco.blogspot.com/.

Un abrazo.

Juan dijo...

Me parece que con la actual crisis, lo llevamos crudo en eso de dar pelas para restaurar monumentos. Me acuerdo de ir en una excursión de senderismo al lugar y subí por la torre al tejado. Fuí un imprudente, pues hacía mucho frío y había placas. Estuve a punto de irme abajo y matarme. Imagino ya estará en ruina casi completa, pues fue hacia el años 2002 en Navidades.
Saludos

el osorio dijo...

Hola, doña Umé, muchas gracias por el dato. Hola Juan,la verdad es que Bonaval ha sido un lugar de acampada durante décadas. Lo que queda de iglesia sigue igual que antes, pero el riesgo de derrumbe va siendo mayor. La crisis no me parece excusa para hacer una obra de consolidación que no sería tan cara como la pérdida del monumento. Perder patrimonio artístico es lo que acaba saliendo caro. Un abrazo.

Edu dijo...

Una verdadera pena. Tengo varias fotos de una visita que hice hace unos 3 años. No conocía el lugar y me encantó la edificación.