miércoles, 21 de diciembre de 2011

El Real Colegio de Loreto

El Real Colegio de Loreto para niñas huérfanas fue fundado en 1585 por el rey Felipe II en la calle de Atocha, entre la calle de León y la Plaza de Matute. La iglesia de este colegio (construida en el XVII) se levantó donde hoy se halla la ferretería de García.
Iglesia del Colegio de Loreto
Alzado dibujado por Juan Vicente
El nombre del colegio e iglesia se debe a la imagen de Nuestra Sra. de Loreto, cuyo autor fue Giovanni Battista Montano. El Papa Sixto V la tenía en su oratorio y se la regaló a Felipe II en 1587. El monarca decidió donarla en el Real Colegio. 


Imagen de Nuestra Señora de Loreto (S. XVI)
En 1637, reinando Felipe IV, se redactan las primeras constituciones del Colegio, siendo firmadas por el Patriarca de Indias don Alonso Pérez de Guzmán. El edificio inicial se fue ampliando hasta ocupar el tramo de la calle Atocha comprendido entre las calle de Matute y de León.
En 1654 se terminó la construcción de la Iglesia, que fue sede de la Congregación y Hermandad de Esclavos del Rosario de Nª Sra. de Loreto.
El personal del colegio lo componían el administrador, el colector, el sacristán, la rectora, la maestra, la portera y la cocinera.
Las alumnas se dividían en porcionistas (niñas no huérfanas y de buena posición) y colegialas (huérfanas sin medios). Allí les enseñaban los conocimientos y habilidades que la sociedad consideraba propias del género femenino.
Las maestras y las alumnas que fallecían aquí, eran enterradas bajo la iglesia.

En 1854 se derriba el colegio y se construye el nuevo en la calle de O´Donnell nº 61, en lo que entonces eran las afueras de Madrid. (Algunos historiadores confunden este real colegio con el otro colegio de Loreto, el de las Ursulinas, que está en Príncipe de Vergara y que se fundó en el XIX)
El Real Colegio, que aún continúa en activo en la calle O’Donnell, ya no es únicamente de niñas huérfanas, sino que admite todo tipo de alumnas. 

El  nuevo edificio es obra de José Segundo de lema, Arquitecto Mayor de Palacio, del año 1886. Las fachadas son de ladrillo, con una leve influencia neo-mudéjar. La iglesia, de estilo neogótico, tiene un particular encanto y consta de tres naves, con dos coros.. En ella se venera la imagen de la Virgen de Loreto que antes se veneró en la sede de la calle Atocha. 

Según la tradición católica, La casa de la Virgen María, en Nazaret, iba a caer en manos de los Mamelucos. Entonces, varios ángeles, levantaron la casa y se la llevaron volando hasta el pueblo italiano de Loreto. Loreto se convirtió en un lugar de peregrinación por el que han pasado millones de personas. La facultad de trasladarse por los aires de la casa de la Virgen no pasó desapercibida para el ejército del aire, quienes eligieron a Nª Sra. De Loreto como patrona. Cada 10 de Diciembre, una compañía de aviadores militares desfilaba por la calle de O´Donnell y celebraban un acto en el colegio…para alegría y alborozo de las alumnas. Aunque hoy los galanes más apreciados por las chicas son los futbolistas, en otro tiempo se “cotizaban” mucho los jóvenes de uniforme, y más aún si volaban.


Bibliografía:
"El Real Colegio de Loreto" Mayte Llera Llorente.

"Historia del Real Colegio de Loreto" por José María Quesada.
"Diccionario de Madrid" 1848, Madoz.
"Biblioteca Francisco de Zabálburu"


Como complemento de estas informaciones, te recomiendo visitar el interesante trabajo de Mercedes Gómez en el estupendo blog Arte en Madrid

2 comentarios:

Mercedes dijo...

Este colegio tiene una historia muy interesante, y muy desconocida, gracias por tu aportación, Carlos.
Y gracias por la cita!

el osorio dijo...

Gracias a tí, Mercedes.