sábado, 20 de septiembre de 2014

España y Cataluña: un mismo corazón



Los catalanes que no quieren la independencia son mayoría según las encuestas más fiables.
Sin embargo, el régimen nacionalista, dueño del poder político, de los medios de comunicación y de la cultura catalana los silencia, los ningunea, los ha convertido en ciudadanos de segunda clase.


Los catalanes que se pronuncian contra el independentismo son tachados de anticatalanes, se les desprecia y abuchea desde el omnímodo poder nacionalista.
Por eso necesitan nuestro apoyo, el de todos los ciudadanos que amamos a Cataluña y amamos a España.


Apoya a los catalanes que defienden una sociedad libre e igualitaria.
Los nacionalismos identitarios y excluyentes son la mayor amenaza que ha sufrido nuestra democracia en su reciente historia.
Haz oír tu voz contra el independentismo insolidario.

Participa, opina con los tuyos o colabora a través de una de estas dos páginas:








2 comentarios:

Don Bernardino dijo...

A veces me dejas helado. ¿Pero es que no te das cuenta de lo que hay y quiénes hay detrás de esas iniciativas presuntamente conciliadoras?

el osorio dijo...

Me doy cuenta, don Bernardino, detrás de cada iniciativa hay gente muy variada, pero sobre todo hay demócratas que llevan luchando toda su vida por su libertad. El hecho de que se haya sumado a estas iniciativas algún advenedizo con quien no simpatizo para nada no me resta energías para apoyar las ideas que creo más razonables. Creo que es el momento de sumar y no de restar porque hay mucho en juego.