sábado, 21 de febrero de 2015

El placer de leer



Aquí tenemos a don Pío Baroja extasiado con un buen libro, y lo más asombroso de esta imagen es la provisión de libros que el buen señor tiene todavía por leer, o quizás son los que ya se ha leído. En todo caso, lo mejor del invierno es poder sentarse confortablemente a leer un buen libro. Ni la tele ni Internet producen tanto placer.


3 comentarios:

Don Bernardino dijo...

Hombre, Osorio, la ironía es muy fina, pero evidentemente está sentado en una librería, los libros no son suyos.
A mí se me cayeron los palos del sombrajo conociendo cómo transcurrieron los últimos años de Pío Baroja, humillado más allá de lo necesario frente al franquismo. Lo siento, serán prejuicios, pero no soy capaz de marcar una línea divisoria tajante entre el talento de un artista y su trayectoria vital.

Anónimo dijo...

Internet tiene pag.de lectura y escritores provocadores presrntando sus libros así como lectoes tambien provocadores de relecturas y debates,los periódicos provocan con mas autores y libros...vaya,por dios,¡! no gsnó el barça.....ah,que hay baile de máscaras¡...bluf,lloviendo¡!.Saludos.Acacia

el osorio dijo...

Hola, Bernardino, en muchos casos es conveniente atenerse a lo literario y no fijarse tanto en lo humano, pero sin duda cuando ambas cosas van a la par, es toda una satisfacción.

Saludos Acacia, la lluvia atrae la lectura.