martes, 10 de noviembre de 2015

Carlos V eligió a Madrid



Carlos I de España y V de Alemania dirigió el imperio más grande que ha existido y que aún fue ampliado por su hijo Felipe II.
El emperador, se fijó en Madrid como una buena capital para las Españas, y así se lo hizo saber a su hijo Felipe.

"El Rey Católico Felipe II, juzgando incapaz la habitación de la ciudad de Toledo, ejecutando el deseo que tuvo el emperador su padre [Carlos I] de poner su Corte en la Villa de Madrid, determinó poner en Madrid su real asiento y gobierno de su monarquía"
Luis Cabrera de Córdoba.

Durante sus estancias en Madrid, Carlos I se alojó principalmente en dos palacios, uno el que luego sería convento de las Descalzas Reales, y el otro, el Real Alcázar de Madrid.
El Alcázar, dañado en la guerra contra los Comuneros, fue restaurado y ampliado por el emperador.

El Alcázar Real de Madrid. Dibujo realizado por Antoon Van Den Wijngaerde, en 1562.