martes, 17 de noviembre de 2015

Pasear por el Parque del Oeste



Es uno de los parques más bellos de Madrid y uno de los menos visitados. Desde la montaña del Príncipe Pío, donde tenemos el Templo de Debod y donde se contemplan los atardeceres, se puede ir caminando hasta la zona de Moncloa, junto a la Ciudad Universitaria.


El parque del oeste ocupa la antigua poseseión del Real Sitio de La Florida. se proyectó en 1893 y se inauguró en 1905. Fue el primer parque municipal concebido íntegramente como parque público, si bien durante las primeras décadas se cobró entrada.
El ajardinamiento fue obra de Celedonio Rodrigáñez y Cecilio Rodríguez, siguiendo el estilo paisajista inglés. Se colocaron diversas estatuas y monumentos conmemorativos. Durante la Guerra de 1936 fue convertido en frente de batalla y quedó arrasado.


Testigo de los paseos de Antonio Machado con su musa Guiomar, el Parque del Oeste posee un arroyo artificial, un manantial (el de la Salud), un teleférico (creado en 1973), una magnífica Rosaleda (la mayor de España), varios búnkeres de la guerra civil y una gran plantación de cedros del Líbano.
En los años 90 se amplió con la creación del Parque de la Bombilla, junto a La Florida.


Hojas de Liquidámbar sobre el césped.


Pequeña rosa creciendo a su aire, fuera de los parterres de La Rosaleda.


Diversos tonos del verde.


Fotos Carlos Osorio.