miércoles, 20 de enero de 2016

Momias de Madrid, 1.



Esta momia, en cuyo agraciado rostro hallamos una expresión de auténtica paz, se halla en Madrid.

Foto: La Voz de Galicia

Durante un siglo, los restos momificados de este nativo guanche de las Islas Canarias se custodiaron en los almacenes del Museo de Antropología, en Atocha.
El pasado mes de Diciembre de 2015 fue trasladado al Museo Arqueológico Nacional, donde ocupará un lugar en la sección arqueológica de las islas afortunadas.

Es notorio el interés que despiertan en nuestros conciudadanos las momias del antiguo Egipto. Las exposiciones sobre Egipto han ocasionado siempre grandes colas.
Por eso llama la atención el escaso interés que ha existido hasta la fecha por las momias que se conservan en Madrid. Cuerpos momificados con técnicas parecidas a las de los faraones, y que en su mayor parte responden a santos católicos, aunque también conservamos momias de reyes y otras de tipo arqueológico.

Foto: Esmateria.com

Otra de las momias conservadas en el Museo Antropológico es esta de una indígena americana con un bebé. Posiblemente se trata de una mujer que murió durante el parto.
Esta momia fue encontrada por el médico militar Manuel Almagro en 1866, en el desierto de Atacama. En 1970 se perdió su rastro, pero recientemente, una investigadora del museo la recuperó de un cajón olvidado en las profundidades del edificio museístico.
Esta insólita momia que conserva sus trenzas originales está datada en el año 1500. Su gesto maternal aún produce asombrada ternura.