La Taberna de Los Gabrieles


Abierta en 1897, la taberna de los Gabrieles ha sido una de las tabernas más encantadoras de Madrid gracias a los fabulosos murales de cerámica que decoran sus paredes.


Los murales son obra de los artistas Alfonso Romero, Enrique Guijo, Juan Ruiz de Luna y Rajel, quienes, proviniendo de Andalucía, decoraron diversos comercios madrileños en el primer tercio del siglo XX. Los artistas Guijo y Romero tenían un taller en la calle Mayor y un horno de cerámica en Carabanchel. La genialidad, la imaginación y el encanto de estos azulejos los convierten en su mejor obra.


Es este un antiguo café cantante cuyo nombre: gabrieles,  hace alusión a los garbanzos, dieta fundamental de los madrileños de entonces.



Aquí se organizaban juergas flamencas a las que acudían los noctámbulos y muchos artistas  y toreros como Julio Romero de Torres, Zuloaga, Sánchez Mejías, El Gallo, Pepe el de la Matrona, Antonio Molina, Fosforito, La Niña de los Peines, El Habichuela y Antonio Chacón.
El general Primo de Rivera se dejaba ver por aquí, y en cierta ocasión también acudió el general Franco.
Asimismo hubo otro tipo de juergas protagonizadas por señoritos que buscaban especialmente la compañía femenina. Cuentan las gentes que en el sótano, en alguna ocasión, se improvisó una plaza de toros en la que algunos hombres fingían torear a mujeres sin ropa.



Va para nueve años que Los Gabrieles se cerró para la reforma del edificio. Los azulejos fueron desmontados uno a uno y guardados en un almacén. 
La reforma se ha demorado por la crisis, y una vez finalizada, los azulejos han sido restituidos en su lugar.
En estas últimas semanas ha habido cierta polémica sobre si la restauración se había realizado conforme a la máxima protección de que gozan los azulejos. El ceramista Marcos Montes afirmó que nunca deberían haberse desmontado individualmente, ya que esto produce daños a las aristas de los mismos. Por su parte, los restauradores creen haber hecho su trabajo con todo cuidado.


Recientemente este edificio fue ocupado por un colectivo en defensa del derecho a la vivienda digna.
Esperamos que pronto podamos disfrutar de nuevo de esta joya, una de las mejores creaciones de arte azulejero que tenemos en Europa.

Fotos: Luis Agromayor, El País, Anónimas.
 Los Gabrieles se halla en Echegaray, 17.

Comentarios

fotoMadrid ha dicho que…
Un artículo estupendo!!!

Me ha gustado mucho.
Bélok ha dicho que…
La de veces que habré estado sentado en esas sillas...
Solo espero que esos azulejos hayan sido tratado con todo el respeto que merecen.

Entradas populares