martes, 9 de febrero de 2010

Las mil y una noches

Entrar en Tapicerías Peña, en la Gran Via nº 15, es como entrar en un cuento oriental, donde en cualquier momento nos puede pasar por encima una alfombra voladora. Todo se conserva prácticamente igual que en 1926, cuando un familiar de los joyeros Aldao abrió esta tienda de tejidos, hoy centrada en las alfombras y los cojines. Los alérgicos al polvo deben abstenerse ya que el actual dueño es, a su vez, alérgico a las escobas y las aspiradoras.

Foto: C. osorio.

1 comentario:

Bob Fisher dijo...

Y pensar que desconozco estos lugares de Madrid. Se que, en esta ciudad no todo es botellón, ruido, coches o contaminación y sin embargo, soy incapaz de encontrar esos rincones clásicos que aún conserva la capital. Gracias por mostrarlos.
Un cordial saludo.