miércoles, 3 de marzo de 2010

Cajeras automáticas


"Bienvenido, escanee el artículo y colóquelo en la bolsa" Te invita amablemente la maquinita. Tú le haces caso, pero la jodía no se fía de tí: "El tío este se cree que me la va a dar" piensa la máquina y entonces se bloquea y te dice: "El peso no es correcto para el artículo escaneado". Entonces viene la supervisora (humana esta vez, menos mal), mete la llave y le da a "continuar".
Estas son las nuevas cajeras automáticas del supermercado que queda más cerca de mi casa. No me ha parecido una buena idea despedir a las cajeras en un momento como este para poner maquinitas. No sé, no me va este rollo mecánico, por eso voy lo menos posible a este lugar.

Foto: C. Osorio.

4 comentarios:

J. J. Guerra Esetena dijo...

Estoy contigo. Ahora que el mercado laboral se encuentra en la cuerda floja, el invento no parece muy adecuado. Tampoco desde el punto de vista del usuario, mira que son incómodas. Saludos cordiales, Jesús

el_situacionista dijo...

Bueno, siempre que veo estas cajas hay al menos dos o tres cajeras (humanas) que tienen que estar ahí para (1) solucionar los problemas que dan; (2) controlar que no estás robando nada; (3) controlar tu DNI en caso de pagar con tarjeta y, finalmente, (4) cobrarte ellas.

Me parece que se están instalando fruto de un buen comercial de cajas automáticas que como política de ahorro de costes. Ya veremos a la larga. Yo cuando tengo que elegir me voy a la cajera que me dice "Buenos días". Y si tengo que hacer más cola por esperar a la cajera guapa, me espero.

amparo dijo...

Yo confio más en el ser humano, nunca más en una máquina porque si la gente prefiere que sea un ordenador el que le controle y amoneste (como en las bibliotecas), yo no. ¡Por el plan B! que se están instalando sistemas automatizados sin contar con la caida de éstos.

Anónimo dijo...

Lo cierto es que cada vez más se van a poner cajeras automáticas. No tiene sentido poner a gente que no tiene estudios ni dos dedos de frente a manejar dinero.
Luego vendrán los FP a reparar las máquinas (estos al menos tienen algo estudiado, y tiene más respeto su profesión, y utilidad).
Por tanto las cajeras al final irán a la fábrica de cajeras automáticas, pero sólo un reducido grupo.
Otras serán vigilantes, así que nos queda un porcentaje de las actuales cajeras, probablemente más de 50% que se irá a la calle. La pregunta que siempre me he hecho es: si se despide a todo el mundo quién comprará? claramente la gente menos formada es la que más tonterías compra, pero también son los que más despiden. Cómo equilibrar la balanza???

Vamos a ver, seamos serios, la mayoría de los jóvenes que trabajan no ahorran, lo hacen para gastos supérfluos. Por otro lado el que pone un negocio busca la máxima rentabilidad, pero es claro que si despide a mucha gente (él y otros como él) menos gente irá a comprarle y tendrá que cerrar...
Es la pescadilla que se muerde la cola, probablemente comiencen a crearse bolsas de pobreza e inmigración como en la India, que van a Arabia Saudita para ser cuasi esclavizados. Por un lado me dan pena, por otro pienso que pudieron ahorrar o estudiar, o ambas. En el fondo me dan más pena los Indios que los españoles, y si soy realista no le veo salida a lo que claramente lleva sucediendo desde que se inventaron los primeros telares (buscadlo).

Ningún gobierno se ha planteado controlar los despidos por sustituir un humano por una máquina, además si bien se habla de igualdad (hombre -mujer) se olvida mencionar que debería, tal vez, haber una cantidad de humanos por cada máquina en una empresa.

Como ya he dicho esto no tiene salida y tiende a las revueltas sociales, al mercado negro y al robo y secuestro.
Lo que pasará luego de que todo esto se equilibre es que los que sobrevivan se especializarán desde pequeños, nada de guardería-colegio-isntituto-universidad-postgrado-doctorado, eso hace tiempo que no sirve.
Es cuestión de ser imprescindible en tu campo, algunos lo harán pirateando, otros inventando, pero otros sólo serán meros peones. De verdad que el futuro que no espera sólo se lee en los libros de Dickens.