domingo, 14 de marzo de 2010

Pasadizos


Era frecuente en tiempos pasados que los comerciantes construyesen túneles para escapar en caso de peligro (atracos, guerras, motines). Buena parte de los comercios del centro histórico tenían pasadizos subterráneos que comunicaban unos edificios con otros y que tenían finalmente una salida extramuros de la Villa. Es el caso del pasadizo de la farmacia de la Reina Madre, en la calle Mayor. Aunque ya no es practicable, este túnel tenía su salida en las cercanías del rio manzanares. El subsuelo arenoso de Madrid hacía más rápida la construcción de estas galerías. En la farmacia antedicha había tertulias de políticos liberales y hay quien dice que Salustiano Olózaga aprovechó este túnel en alguna ocasión para escapar de sus enemigos. Otros hablan de que fue utilizado por Luis Candelas.

Madrid es una de las ciudades del mundo con más túneles. Aparte de los que hace ahora el señor Alcalde, que me interesan menos, se conocen 3.600 kilómetros de túneles. Los hay del tiempo de los árabes. Algunos comunican palacios y conventos. Muchos son de alcantarillado, agua, teléfonos, etc…, otros se hicieron en la guerra civil, pero nunca se ha hecho una relación de los pasadizos que todavía existen. Hay ciudades como París donde algunos túneles son visitables y están incluídos en recorridos turísticos. ¿Para cuando en Madrid?

Foto: Pasadizo de la Reina Madre. Álvaro Benítez. Del libro “Tiendas de Madrid”

3 comentarios:

J. J. Guerra Esetena dijo...

Impresionante!! No sabía que existieran tantos túneles... Sería bueno que se indagara más sobre estos túneles históricos e, incluso, proponer alguna ruta turística, dentro de unos límites de seguridad. Saludos!!

Cecilia Alameda Sol dijo...

Hay unos pasadizos en la plaza de Chamberí, pero poco se habla de ellos. ¿Y los del palacio de Oriente?

el osorio dijo...

Los hay por todo Madrid, también en los barrios (Hortaleza, Fuencarral...)Del Palacio de Oriente he oído que hay varios, uno que comunica con el río, otro con el convento de la Encarnación (por el que cabe un coche de caballos) y otro que va al cuartel del Conde Duque. De Chamberí he oído de un pasadizo que comunicaba la plaza de Chamberí con el Palacio de Buenavista (Cibeles), porque debajo de la plaza de Chamberí estaba un centro de mando del ejército republicano y en el palacio de Buenavista estaba el ministerio de la guerra.