lunes, 31 de mayo de 2010

La sanidad: pública

Una de las cosas de las que uno está orgulloso de esta sociedad es de los servicios públicos. Por eso no me gusta esta dinámica de ir privatizándolos por partes. Ya se ensayaron en los países anglosajones privatizaciones parecidas y al final el estado tuvo que intervenir para deshacer el desastre. Ahora que hasta los EEUU se fijan en nuestra sanidad, hay quien quiere fijarse en la penosa sanidad que ha tenido EEUU. No entiendo nada. Como usuario de la sanidad pública, llevo tiempo viendo que las privatizaciones no son precisamente para mejorar los servicios, sino únicamente para reducir costes. Y reducción de costes significa menos calidad.
Porque nos gusta la sanidad pública,
Martes 1 a las 19,30, de Atocha a Sol
convoca FRAVM.

2 comentarios:

danimetrero dijo...

Yo creo que publica funciona fatal al ser "gratis" pero todavía habrá quien la alabe como el Rey.
Nos vana a privatizar todo y seguirá funcionado igual de mal o peor.

el osorio dijo...

Dani, la sanidad no es gratis, la pagamos con nuestros impuestos. Es solidaria, el que más tiene, contribuye con más, para que los que menos tienen no se mueran en la calle, como en la edad media. Los defectos, que los hay, aunque no es para tanto, se deben a que se paga mal a los médicos, que se acaban yendo a otros países y a que se priorizan las autopistas en vez de los servicios públicos esenciales.