lunes, 3 de mayo de 2010

Taberna Los Gabrieles

Abierta en 1907, la taberna de los Gabrieles ha sido una de las tabernas más encantadoras de Madrid gracias a los prodigiosos murales de cerámica obra de los artistas Alfonso Romero y Enrique Guijo, quienes, proviniendo de la escuela sevillana, decoraron los comercios madrileños en el primer tercio del siglo XX. Los artistas tenían un taller en la calle Mayor y un horno de cerámica en Carabanchel. La genialidad, la imaginación y el encanto de estos murales los convierten en su mejor obra. Va para siete años que Los Gabrieles se cerró para la reforma del edificio. Los azulejos fueron desmontados uno a uno y guardados en un almacén. Esperamos que sean repuestos en su lugar lo antes posible, porque se trata de una de las joyas más características del comercio histórico madrileño. Hay quien dice que esto podría suceder a no mucho tardar. Los Gabrieles se halla en Echegaray, 17.
En este antiguo café cantante, (cuyo nombre hace alusión a los garbanzos, dieta fundamental de los madrileños de entonces), se organizaban juergas flamencas a las que acudían Julio Romero de Torres, Zuloaga, Sánchez Mejías, El Gallo y Antonio Chacón.
Fotos: Luis Agromayor




6 comentarios:

mcarmen dijo...

Yo también espero que se reabra pronto, y con todos sus azulejos, por supuesto.
Saludos,

danimetrero dijo...

Hola carlos. El otro día en el perodico ABC publicaron un articulo que hacia mención a tu blog y a tu post sobre el tunel del Palacio real. Si puedes hazte con el.saludos

el osorio dijo...

Gracias, Dani. Sí, es sobre el túnel de Bonaparte que une el Campo del Moro con la Casa de Campo y que ha quedado dañado con las obras de Madrid Rio.

riselo dijo...

¿Debo entender que 'gabrieles' es un nombre popular para nombrar a los garbanzos?
De niño le llamábamos 'trompitos'.
Gracias por la página.

riselo dijo...

Amigo propietario de este blog:
Me revienta que haga un comentario y me digan:pendiente de aprobación.
Yo tengo un blog (riselo.lacoctelera.net) y otro en Blogger: todoescasiposible.blogspot.com) y no se me ocurre decir que si quiero ya se publicará.
Pero como decía mi abuela: 'ca uno es ca uno'.

Toro de Melida dijo...

Entre los paneles cerámicos pintados por Alfonso Romero y Enrique Guijo destaca el encargado por las bodegas Orbaneja de Jerez para su Amontillado Dávila, que reproducía el cuadro ¡Se aguó la fiesta! de Enrique Mélida. Para algunos autores esta obra fue una fuente de inspiración para la creación de la imagen publicitaria del Toro de Osborne.