jueves, 16 de julio de 2015

El Cine de la Flor, en Alberto Aguilera



El cine Flor, en Alberto Aguilera, 4, abrió sus puertas en 1912. 
En 1928 fue totalmente reformado por Luis Gutiérrez Soto, arquitecto singular que le dio a la fachada el carácter de una pantalla, dentro de los parámetros racionalistas, aunque no exento (afortunadamente) de detalles decorativos de buen gusto.


Cine de invierno, cine de verano

Lo más curioso es que en el tejado había otro cine, el cine de verano, de manera que en los tórridos estíos, en época en que no había refrigeración eléctrica, la gente se subía al cine de arriba. 
Esta inteligente idea la repitió Gutiérrez Soto en el cine Callao.


El Flor fue un cine pionero en los maratones cinematográficos.
En torno a 1980 fue derribado para hacer un anodino edificio de viviendas, aunque afortunadamente, en los bajos se instalaron unos nuevos minicines: Los cines Conde Duque.

Larga vida a los cines!!

(Fuente principal del texto: Madrid patio de butacas, de Nieves González Torreblanca, ediciones La Librería)