lunes, 17 de octubre de 2016

El Instituto Internacional de Señoritas



Hubo tiempos en que las mujeres no tenían acceso a la educación superior. Una vez pasada la enseñanza primaria, se obstaculizaba su acceso a los estudios superiores.
En 1871 llegaron a España, procedentes de Boston, Alice Gordon Gulick y su marido William Gulick, quienes viendo la situación de la mujer en nuestro país fundan el Instituto Internacional de Señoritas, con el fin de ofrecer a las mujeres el acceso a los estudios superiores.
Tras crear las sedes de Santander y San Sebastián se trasladaron a Madrid.


El Instituto de los Gulick era un ejemplo de tolerancia, al admitir alumnas protestantes, católicas o de cualquier otro credo.
Contó con el apoyo y la amistad de la Institución Libre de Enseñanza. Destacadas feministas como Zenobia Camprubí colaboraron con la institución.


Tuvieron primera su sede en la calle Fortuny. En 1911 se construye la sede del nuevo Instituto en la calle Miguel Ángel, 8, esquina a Martínez Campos.
Por entonces la directora era Susan Huntington, la cual supo atraer al Instituto a los mejores intelectuales para que impartieran cursos y conferencias.
En 1915, las sedes de Fortuny y Miguel Ángel ofrecieron parte de su espacio a María de Maeztu para albergar la Residencia de Señoritas. En 1920 María de Maeztu creó en la sede de Miguel Ángel el Lyceum Club Femenino, para promover el deporte entre las mujeres.


Tras la guerra civil, muchos de los pedagogos del Instituto tuvieron que exiliarse. Para evitar su cierre, el embajador de Estados Unidos alquiló el edificio para uso privado, y unos años más tarde, cuando la situación se calmó, el Instituto volvió a impartir sus clases.
En la actualidad, la función del edificio del Instituto Internacional es ofrecer estudios de inglés y servir de sede para los cursos en el extranjero de varias universidades norteamericanas.


Alice Gordon Gulick, la co-fundadora del Instituto.
Alice Gulick tiene dedicada una calle en San Sebastián, pero en Madrid, hasta la fecha, ninguna calle, estatua o placa la recuerdan.



2 comentarios:

Aprende español callejeando por Madrid dijo...

Y, gracias a tu paseo del otro día por el Cementerio Civil, ahora sé que Alice está enterrada allí. La única mención que hay, en su propia tumba.

Carlos Osorio. dijo...

Gracias por el comentario! Saludos