martes, 6 de septiembre de 2011

Librería de Gabriel Molina


Fundada en 1880 en la travesía del Arenal, esta hermosa librería fue decorada en los años veinte con azulejos del buen ceramista Enrique Guijo.


Fotos: Carlos Osorio.

4 comentarios:

Juan dijo...

Esa es una de mis librerías preferidas de Madrid. Su colección de libros viejos y curiosos de temas humanísticos, en especial de historia y de literatura, es excepcional. En ella me compré el Teixeira, ese mapa tan fabuloso de nuestra Villa. Y ese que ha publicado del siglo XVIII, muy importante también.
Siempre le doy el nombre antiguo, el de sus azulejos de los años veinte, tan caracterísiticos, sin pararme en el nombre de Gabriel Molina. Ese hombre es una institución, con su bigote y su sabiduría bibliófila, así como su ayudante.
Saludos.

el osorio dijo...

La verdad es que en las tradicionales librerías se disfruta de un modo que no es comparable a internet.

Diego Fdez. Sández, autor teatral dijo...

Cada vez veo menos diferencia entre comprar en una librería de viejo y comprar por internet: cuando entras en la mayoría de librerías de viejo, hoy día, el dependiente suele estar enfrascado en su ordenador (actualizando sus listados, entiendo), y apenas sí te hace caso. Y cuando le preguntas por un libro, te remite a su página web ("lo siento, tengo casi todo en el almacén. Hazme el pedido mediante mi web"). Y hablo de las librerías de viejo...

Anónimo dijo...

Esta librería está actualmente (enero de 2016) cerrada, posiblemente a consecuencia de la finalización de un alquiler de renta antigua.