martes, 10 de enero de 2017

El portillo de Fuencarral




El portillo de Fuencarral era una de las puertas de la cerca de Felipe IV, una cerca de mampostería y ladrillo construida en 1725 y que rodeaba todo el actual distrito Centro.


El portillo estaba situado en la calle de San Bernardo, junto a la glorieta de Ruiz Jiménez.
Se llama de Fuencarral porque este era el camino viejo del pueblo de Fuencarral, también conocido como carretera de Francia. Los hortelanos de Fuencarral vendían sus productos junto al portillo. A la vez había un registro de control fiscal de mercancías.


En 1860, poco antes de su derribo, el portillo había perdido el frontón superior y la valla había sido cubierta de un mortero vulgar. Al fondo, el hospital de la Princesa.

En esta ilustración de David Roberts, de 1837, vemos la entrada a Madrid por el Portillo de Fuencarral. Estéticamente, la arquitectura actual ha aportado poco a la ciudad.