miércoles, 17 de octubre de 2012

La corrala de la calle Cabeza nº 14




Este encantador edificio de la calle de la Cabeza, en Lavapiés, nos hace trasladarnos con la imaginación a los tiempos de los chulapos, protagonistas de las zarzuelas más populares.


Poco se sabe acerca de la historia de este edificio. Preguntando a los vecinos de la zona, me dicen que se trata de un edificio del siglo XVII. Alguno asegura que en otro tiempo fue cárcel de la inquisición y que hubo  prisioneros colgados de argollas en sus sótanos. Todo esto habría que comprobarlo, pero sin duda el lugar se presta a la leyenda. En las últimas décadas estuvieron situados aquí un bar: la Taberna de Lavapiés, y un pequeño teatro: "La Puerta Estrecha".
En 2005 la corrala fue expropiada, no sin protestas de sus inquilinos, y se realizó una obra de rehabilitación, inicialmente para equipamientos culturales, aunque finalmente se decidió crear aquí un centro de mayores.



En el patio se conserva una pila. Pudo usarse para que abrevaran las caballerías. También se pudo usar para lavar. Aquí se dejaban la espalda las amas de casa, frota que te frota en la tabla de lavar.
Las plaquitas de cerámica que indicaban los números de las casas tenían su encanto.



Y es que las corralas de Madrid son encantadoras.

Fotos: Carlos Osorio.


3 comentarios:

Matilde dijo...

¡Preciosa!

el osorio dijo...

Sí que es verdad, querida Matilde.

Rafael Martín Moyano dijo...

Carlos:
Ignoro por qué no había visto esta entrada tuya hasta hoy, pero ello me obliga a preguntarte si viste la mía sobre el tema: http://pedernalmurallamadridaustrias.blogspot.com.es/2012/12/cmm-anton-martin-la-carcel-de-la-corona.html
Rafael