martes, 23 de octubre de 2012

San Bernardo, 48


Al pasar por el número 48 de la calle San Bernardo, el caminante se sorprende con el aspecto de este edificio tapiado que lleva años abandonado sin que se sepa su historia ni su destino.
Investigando, averiguamos que se trata de un edificio histórico muy significativo: aquí estuvo la Junta Superior de Artillería en la que tenía su despacho el capitán Velarde.
De aquí salió Velarde el 2 de Mayo de 1808 para plantar cara junto con un pequeño grupo de militares y un centenar de vecinos de Maravillas al poderoso ejército de Napoleón.
Estamos ante una casa del siglo XVIII, de una época en que todavía no estaban alineadas las casas de estas calles (el edificio sobresale en la acera). Una casa histórica que no ha tenido mucha suerte. Durante años estuvo ocupada por la librería Fuentetaja. Se hizo una obra de rehabilitación en la que el edificio empezó a parecerse cada vez más a un chalé adosado. Las autoridades culturales mandaron parar la obra. Luego llegó la crisis, la empresa se fue al garete y aquí se ha quedado el edificio, descompuesto y sin novia.

Foto: Carlos Osorio.

9 comentarios:

Charo de los cafés dijo...

Mil veces me he preguntado por la historia de esa casa. No tenía ni idea de su relación con Velarde o que fuera del siglo XVIII, aunque suponía su antigüedad.
Gracias Carlos, un reportaje muy interesante.
Salud.

el osorio dijo...

Salud, Charo. Este edificio se merecía una rehabilitación cuidadosa, pero no le han dado el valor que merece.

Las ideas de rodi dijo...

Curiosa la historia de este edificio, cerquita de mi antigua casa, nunca tuvo una placa alusiva ni nda similar. Recuerdo la etapa de Fuentetaja, que incluso estando el edificio ruinoso, seguían ahí con su actividad; también casi lo incendian hace unos 6 años, si mal no recuerdo ya habían empezado la obra y..vaya incordio de macro-estructura exterior pusieron delante de la acera, era de juzgado de guardia.
Si es que Malasaña es un lugar único.
Un saludo.

lasideasderodi.blogspot.com

el osorio dijo...

Efectivamente, Rodi, Malasaña sigue siendo una caja de sorpresas. Saludos.

Anónimo dijo...

Evidentemente la reestructuración del edificio ha quedado inconclusa. La parte inferior ha quedado sin adecentar. Ignoro si la fachada en las plantas superiores se podía conservar o su estado obligaba a su demolición. Está bien la restauración de un edificio antigüo siempre que tenga valores arquitectónicos. Conservar lo antiguo, sólo por su antigüedad, en muchas ocasiones no tiene justificación, y supone un esfuerzo técnico y económico sin sentido. Sobre el resultado de esta intervención arquitectónica ocurre como en todo. Nunca puede gustar a todo el mundo.

el osorio dijo...

Hombre,cuando paran una obra no es ya por cuestión de gustos, sino porque se aleja mucho de lo que puede hacerse en un edificio histórico. Se ha destruido tanto en el casco histórico, que debemos conservar lo que queda, sobre todo si es un símbolo.

Anónimo dijo...

hola mi nombre es mar ,tengo una foto de una galeria fotografica llamada martirnez estaba en ese edificio en el año 1934 en la planta baja .alguien me puede contar algo.

Anónimo dijo...

Hola desearía que alguien me informase en que números de la calle San Bernardo (50, 48, 46) se encontraba la casa de los duques de Santa Lucía, Marqueses de Peñaflor, que debió ser derribada en 1960
Atentamente
Luis Narváez Rojas

Anónimo dijo...

Finalmente han demolido el edificio. Desconozco a qué destinarán el solar, pero lamentablemente ya no queda nada. Vivo al lado desde hace unos años y sólo cuando lo han echado abajo, he sabido de su historia. Una pena. Un saludo.