miércoles, 10 de octubre de 2012

Paseando por la Cruz del Rayo


Frente al Auditorio Nacional, al otro lado de la calle Príncipe de Vergara, se extiende una pequeña colonia de chalecitos llamada La Cruz del Rayo.


Proyectada en 1928 por el arquitecto Eduardo Ferrés y promovida por los funcionarios públicos, esta colonia de hotelitos seguía el modelo de la ciudad-jardín de Howard.


La colonia sufrió varios intentos de derribo, hasta que por fin se logró su protección arquitectónica.
El paseante siente por un momento que se haya en una isla, fuera del estruendo de la gran ciudad, una isla civilizada y bella.


Dicen que el lugar se denomina Cruz del Rayo por una cruz de piedra que aquí existió que resultó dañada por un rayo en una tormenta. Hoy una estación de metro lleva este nombre.


Entre el olor de algún jazmín y alguna madreselva el paseante piensa que la ciudad podría haber sido muy diferente si en vez de la especulación hubiese prevalecido el humanismo.


De pronto uno se da de bruces con uno de esos edificios contemporáneos que sustituyeron a alguna villa derribada y le cambia la cara.


La colonia de La Cruz del Rayo merece un paseo. Un paseo al que yo le pondría un broche de oro en el Bar Alonso, un bonito y sabroso garito de 1957 en la calle de Gabriel Lobo.
Si te interesa la historia de esta colonia te recomiendo el buen reportaje que hizo sobre ella el bloguero e investigador Enrique Fidel.

6 comentarios:

kikeenrique dijo...

Eso me recuerda a otra zona de chalés que tampoco levanta la envidia, entre conde de casal y el Retiro.
https://maps.google.com/maps?q=madrid&hl=es&ie=UTF8&ll=40.408654,-3.672903&spn=0.001385,0.002072&sll=37.0625,-95.677068&sspn=89.278773,135.791016&hnear=Madrid,+Comunidad+de+Madrid,+Espa%C3%B1a&t=h&z=20

el osorio dijo...

Es cierto, Kike, la colonia del Retiro es igualmente interesante.

katie dijo...

Paso por la colonia todos los días en la bici camino al trabajo y la disfruto muchísimo. Es un oasis en medio de la ciudad y desconocido por muchos, así que gracias por tu post.

De paso recomiendo también la Cafetería Gran Canapé (Calle San Julio) para desayunar; no tendrá tanto solar como el Bar Alonso, pero el trato es muy agradable y el desayuno sigue siendo 2,10.

el osorio dijo...

Gracias por tu recomendación, Katie

Don Bernardino dijo...

Estudié hasta el bachillerato elemental alí al lado, en el Colegio Alemán de Concha Espina, por lo que todos los días tenía que atravesar esa colonia. Entonces me parecía algo antiguo y pobretón, deslumbrado por las 'modernidades' que se estaban levantando en zonas aledañas como la Castellana (entonces avenida del Generalísimo), en aquellos años de falso desarrollismo. Con los años mi percepción hoy es muy distinta y me maravillo de que siga en pie y estupendamente conservada. Pero hay que reconocer que tanto la Cruz del Rayo y en mayor medida la colonia contigua de El Viso siempre estuvieron habitadas por gente 'de posibles', de otra manera la piqueta ya hubiera dado buena cuenta de esos hotelitos para sustituirlos por monstruos de vanguardia.

el osorio dijo...

Hola, Bernardino, finalmente las modernidades de la Castellana no atraen a mucho público, ya que casi nadie pasea por allí. El Viso sí fue una colonia residencial para gente de posibles, pero otras colonias de chalecitos (hotelitos se llamaban entonces) eran para profesionales y gente de clase media, como es el caso. Hoy, comprar una de estas sí que es cosa de gente de posibles, pero no entonces.